• San Salvador/El Salvador |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Mauricio Funes habría desviado y lavado durante su gestión (2009-2014) US$82 millones de la cooperación de la Unión Europea (UE), razón por la que Bruselas mantuvo bloqueada la asistencia a El Salvador, denunció este martes el presidente salvadoreño Nayib Bukele.

En conferencia de prensa, Bukele aseguró que Funes movió los US$82 millones de la UE a la partida de gastos reservados de la Presidencia, en la que se canalizan los fondos secretos de la inteligencia estatal y que no son auditados plenamente.

Un reporte de la agencia EFE, retomado por el portal El Economista, señala que de acuerdo a la Fiscalía salvadoreña, esa partida fue utilizada por Funes para malversar más de US$351 millones del presupuesto estatal en un esquema de corrupción similar al utilizado por su antecesor, Elías Antonio Saca (2004-2009), quien paga 10 años de prisión por el lavado de US$300 millones.

Durante la conferencia, Bukele informó que conoció del desvió de los fondos por información de la UE y apuntó que los US$82 millones estaban destinados a programas para mujeres y entrega de ayudas a comunidades pobres.

Este lunes, el diario salvadoreño La Prensa Gráfica informó que Jolita Butkeviciene, directora para Latinoamérica y el Caribe de la Cooperación de la UE, había admitido en una entrevista que El Salvador tuvo bloqueados los fondos por el traslado del dinero a la partida de “gastos reservados”.

Jolita Butkeviciene, directora para Latinoamérica y el Caribe de la Cooperación de la UE. Archivo/ENDLa publicación destaca que Butkeviciene reveló mucho asombro cuando les contó cómo se enteraron del desvío de fondos.

“Fue increíble saber que con toda la rendición de cuentas no hemos identificado eso como un problema verdadero, que hay un espacio en donde podría salir el dinero sin… no quiero decir sin control, pero sin rendición de cuentas. Cuando preparamos cualquier desembolso hacemos una verificación previa. Y durante años, realmente ¡años!, no hemos identificado esto. Evidentemente existió. Nunca pensé que teníamos este riesgo cuando surgió el tema… ¡No lo podía creer! Yo tenía reportes nuestros, del Banco Mundial y de otras organizaciones con una reputación impecable que trabajaban con antiguos gobiernos de El Salvador… nunca lo vi. Fue un choque", habría dicho la funcionaria al medio de comunicación.

Bukele dijo a los periodistas que esta situación (supuesto desvío y lavado) llevó a la UE a bloquear los fondos para El Salvador, pero Bruselas había decidido “dar la oportunidad al nuevo gobierno”.

El expresidente Funes escribió en su cuenta de Twitter: “Esta información es falsa. Los fondos de préstamos y de la cooperación que fueron movidos a Capres (Casa Presidencial) no entraron a gastos reservados. Son recursos que fueron manejados por las unidades ejecutoras de los programas para los que estaban destinados. Hay finiquitos que así lo comprueban”.

Funes, quien devenga un salario por US$2,739 mensuales en la Cancillería de Nicaragua, país en el que se asiló y hace semanas recibió la nacionalización, es procesado en El Salvador por el supuesto pago de sobornos al ex fiscal general Luis Martínez para evitar investigaciones, supuesta malversación de fondos de la construcción de una represa, evasión de impuestos y revelar un documento sector del Gobierno de EE. UU.

Bukele dijo a los periodistas que esta situación (supuesto desvío y lavado) llevó a la UE a bloquear los fondos para El Salvador. AFP/END

Diego Roberto Funes Cañas, hijo de Mauricio Funes también recibe en Nicaragua un salario que asciende a US$1,450 y en su país de origen es acusado de lavar US$382,777, se le señala de haber gastado unos US$102,984 en viajes personales, manejar US$117,444 en sus cuentas bancarias y gastar US$154,000 en compras y vehículos.

El pasado 4 de abril, el Juzgado Octavo de Paz de San Salvador ordenó la detención de Funes por el delito de evasión de impuestos. Este fue el quinto pedido de arresto en su contra.

En ese mismo mes, el Gobierno nicaragüense notificó a la Corte salvadoreña que Funes no será extraditado porque gozaba de asilo político y luego se convirtió en ciudadano nicaragüense.