• El Salvador |
  • |
  • |
  • AFP

Francisco Cáceres, exsecretario privado del expresidente de El Salvador Mauricio Funes, fue detenido por estar señalado del delito de lavado de dinero, informaron el viernes las autoridades.

"La Fiscalía ha puesto este día a la orden de los tribunales al señor Francisco Cáceres Zaldaña, ex secretario privado de la Presidencia durante la gestión de Mauricio Funes. Será procesado por delito de lavado de dinero", anunció la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

La Fiscalía señala a Cáceres de haber tomado y usado ilícitamente dineros del Estado, y según las investigaciones también habría usado fondos públicos para pagar deudas bancarias o para depósitos en sus cuentas personales.

Según la Fiscalía el monto del dinero que Cáceres habría lavado ronda los 1,5 millones de dólares.

"No vamos a parar en el combate a la corrupción", indicó por su parte el fiscal general Raúl Melara al referirse al caso del exsecretario privado de Funes.

En tanto, el presidente Nayib Bukele dijo que con la detención de Cáceres la Fiscalía podría obtener "más información" para "robustecer" sus acusaciones penales en los casos de corrupción que se llevan en tribunales en contra del expresidente Funes quien vive en Nicaragua.

Funes, quien devenga un salario por US$2,739 mensuales en la Cancillería de Nicaragua, país en el que se asiló y hace semanas recibió la nacionalización, es procesado en El Salvador por el supuesto pago de sobornos al ex fiscal general Luis Martínez para evitar investigaciones, supuesta malversación de fondos de la construcción de una represa, evasión de impuestos y revelar un documento sector del Gobierno de EE. UU.

Diego Roberto Funes Cañas, hijo de Mauricio Funes también recibe en Nicaragua un salario que asciende a US$1,450 y en su país de origen es acusado de lavar US$382,777, se le señala de haber gastado unos US$102,984 en viajes personales, manejar US$117,444 en sus cuentas bancarias y gastar US$154,000 en compras y vehículos.

El pasado 4 de abril, el Juzgado Octavo de Paz de San Salvador ordenó la detención de Funes por el delito de evasión de impuestos. Este fue el quinto pedido de arresto en su contra.

En ese mismo mes, el Gobierno nicaragüense notificó a la Corte salvadoreña que Funes no será extraditado porque gozaba de asilo político y luego se convirtió en ciudadano nicaragüense.