•   CIUDAD DEL VATICANO / AFP  |
  •  |
  •  |

La vigilia celebrada hoy en el Circo Massimo de Roma con motivo de la beatificación de Juan Pablo II concluyó con una intervención de Benedicto XVI, que pidió para que el mundo se renueve desde dentro.

"María, enséñanos a renovar el mundo desde dentro, desde la profundidad del silencio y de la oración", afirmó el Pontífice, que enlazó con el Circo Mássimo desde el Vaticano a través de la televisión.

El Obispo de Roma pidió también en la oración que los hombres sepan escuchar la Palabra de Dios y sean dóciles a la voz del Espíritu Santo y que escuchen sus conciencias.

Benedicto XVI proclamará mañana beato a su antecesor, seis años y un mes después de la muerte de Wojtyla.

Cuando aún faltan doce horas, miles de fieles hacen ya fila para entrar en la plaza de San Pedro del Vaticano, que será abierta a las 5.30 horas local (03.30 gmt).