•  |
  •  |

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, bendecirá mañana una imagen en memoria del Papa Juan Pablo II durante la misa en la Catedral de Managua con motivo de la beatificación del santo padre, quien en dos ocasiones visitó este país centroamericano.

Brenes, quien también es arzobispo de la diócesis de Managua, dijo al canal 12 de la televisión local que la imagen del Papa Juan Pablo II, de más de un metro de altura, será instalada en la Catedral Metropolitana para su culto y veneración.

El jerarca explicó que desde enero pasado, cuando la Santa Sede anunció la beatificación del Papa Juan Pablo II encargó la elaboración de esa imagen, la cual bendecirá durante la tradicional eucaristía dominical.

Brenes consideró que la imagen de Karol Wojtyla, nombre de pila de Juan Pablo II, será de las más visitadas y veneradas por los católicos nicaragüenses.

Destacó que la imagen muestra a Juan Pablo II con su mano derecha alzada y "bendiciendo a su pueblo", con su báculo de pastor, y en su rostro una sonrisa.

"El Papá Juan Pablo II sonreía y transmitía alegría", recordó.

Asimismo, Brenes informó que durante la eucaristía se expondrá una sotana que el santo padre regaló al nuncio apostólico en Nicaragua, Henryk Józef Nowacki, y una reliquia con "una gotita de sangre" de su santidad, recogida después del atentado que sufrió en la Plaza de San Pedro el 13 de mayo de 1981.

La archidiócesis de Managua será "de las pocas diócesis en el mundo que va a tener la oportunidad de poder contemplar una de las sotanas que el santo padre usó", subrayó.

"Eso es una bendición para Nicaragua y para esta archidiócesis", añadió el prelado, para quien esa sotana será una de las reliquias "más grandes" a exhibir en este país.

Los nicaragüenses acompañarán la beatificación de Juan Pablo II con una vigilia este sábado y una misa de acción de gracias el domingo en la Plaza de la Independencia en el municipio de Granada, 45 kilómetros al sureste de Managua.

Durante esa vigilia el nuncio Nowacki compartirá un testimonio sobre su trabajo por más de doce años junto a su santidad en la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

Ornamentos religiosos y ropajes con el sudor del papa Juan Pablo II también se venerarán en la catedral de Granada.

El papa Juan Pablo II (1920-2005) será proclamado beato mañana en una solemne ceremonia que su sucesor, Benedicto XVI, oficiará seis años y un mes después de su muerte.

Karol Wojtyla estuvo en Nicaragua por primera vez en marzo de 1983, cuando en este país centroamericano gobernaba el régimen sandinista, cuyo presidente, el actual mandatario Daniel Ortega, también fue recibido en el Vaticano, en visita de Estado.

En esa ocasión Juan Pablo II amonestó públicamente al poeta y sacerdote trapense Ernesto Cardenal, por mezclar la religión con la revolución sandinista, y durante una misa ofrecida en una plaza de Managua tuvo que gritar "silencio" a la masa de gente que le gritaba "queremos la paz" y "poder popular", en medio de la eucaristía.

Nicaragua en 1983 vivía una guerra civil entre la "Contra", que financiada por Estados Unidos combatía desde las montañas a los sandinistas, aliados de la extinta Unión Soviética y Cuba.

Juan Pablo II visitó Nicaragua por segunda vez en febrero de 1996, cuando gobernaba el país Violeta Chamorro (1990-1997).

En Nicaragua el 58 por ciento de la población profesa la fe católica, de acuerdo con el último censo de población del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), elaborado en 2005.