•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades deportivas, edilicias y policiales ya tienen todo calculado para el recibimiento de las delegaciones deportivas y los visitantes que vendrán a los XI Juegos Centroamericanos Managua 2017, por lo cual se esperan aproximadamente unos 15,000 extranjeros para el evento.

Según el presidente de la Asociación Nicaragüense de Turismo (Antur), Antonio Armas, para este año se elevarán los niveles de visitantes extranjeros. En comparación con el 2016, en 2017 se prevé que se incrementará en 50% la llegada de turistas en cruceros, y por los Juegos Centroamericanos en Managua se espera un incremento de aproximadamente el 10%, siendo esto un importante atractivo.

“Estamos hablando que vendrán las delegaciones de 7 países, para el desarrollo de 28 disciplinas deportivas, entre atletas, entrenadores, masajistas y delegados, pero también vendrá otra cantidad de visitantes. Familiares, amigos, medios de comunicación y fanáticos vienen a respaldar a sus respectivos países”, comentó Armas.

El presidente de Antur explicó que esa cantidad de personas es la que vendrá durante todo el año, relacionado con los juegos. Sobre esto, alegó que las empresas turísticas están en reuniones para ver el recibimiento de los visitantes y crear las condiciones adecuadas para el recibimiento en los 13 hoteles que tendrán disponibles para su alojamiento.

Destacó que coordinan con las turoperadoras y con los hoteles las llegadas. Para esto señaló que la oferta de Managua tiene capacidad para albergar a todas estas personas.

“No es que vienen de una vez. Con la delegación que vino esta semana ya comenzamos a ver los resultados.

Tomemos en cuenta que los deportistas comenzarán a venir desde el 1 de diciembre, pero también no todos estarán en esa fecha. Incluso algunos no estarán desde el 3 de diciembre (cuando se  inauguren los juegos) hasta el 17 que terminan las actividades. Vendrán y se irán de forma diferenciada, pero eso ya representó un ingreso económico”, dijo Armas. Agregó que es demasiado pronto para tratar de considerar un balance de dinero que esto dejará a Nicaragua.

Las delegaciones en representación de Guatemala, Belice, Costa Rica, Panamá,  Honduras, Guatemala y El Salvador iniciaron el lunes su primer recorrido por las infraestructuras que se construyen y las áreas deportivas en restauración, propiamente para crear las mejores condiciones para el desarrollo de las actividades deportivas.

Managua será la sede de los juegos, teniendo como centro el parque Luis Alfonso Velásquez.

Este cuenta con el estadio de beisbol infantil Roberto Clemente, canchas de tenis, de baloncesto y para futbol sala.

En la segunda fase del LAVF, se construyen el Polideportivo Alexis Argüello, una piscina olímpica para la competencia y dos piscinas de calentamiento, también al costado oeste del polideportivo estarán las canchas de softbol.

En infraestructura para los juegos,  la municipalidad presupuestó un monto total de C$360 millones.

Por su parte, el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND) invierte C$ 272.7 millones en la remodelación del Polideportivo España, mejoras en el IND para el Estadio Amistad, la construcción de gimnasios para voleibol y balonmano, mejoras para las canchas de voleibol de playa que se habilitarán con vestidores, más graderías y baños, además de la rehabilitación del gimnasio para combates, y de su estadio olímpico para atletismo. Otra área que será remodelada es el gimnasio de boxeo Alexis Argüello.

La Policía Nacional tiene dispuesto un plan de cobertura  para brindar la seguridad en las áreas desde la llegada de los atletas, en las principales vías, también en las áreas de alojamiento, los lugares donde se realizarán las competencias, así como La Avenida de Bolívar a Chávez, entre otros puntos  relacionados  con  las actividades deportivas y de turismo.