•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace solo dos años que Ana Gabriela Granados salta con pértiga y ya ha logrado superar el récord nacional que existía en esa disciplina. Ahora se prepara para participar en los XI Juegos Deportivos Centroamericanos Managua 2017 como la única pertiguista que representará a Nicaragua en esta competencia. “La expectativa es tener un buen récord nacional. Una medalla va a salir si mi nivel de adrenalina sube, si mi confianza se eleva más. Pero además hay que darle duro, hay que luchar, todo lo que salga va a ser ganancia”, dice Ana Gabriela Granados, de 29 años y originaria de Matagalpa.

El récord nacional fue instaurado hace un par de años en 2.40 metros en categoría femenina, pero este año Ana Gabriela lo elevó a 2.65 metros en un chequeo realizado por el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND) ubicado en Managua. En el Campeonato Centroamericano de Atletismo, Categoría Mayor realizado en julio de este año en Honduras, saltó 2.30 metros.  “Para mí es importante dejar una buena marca. Pero no todos los días son iguales. No te puedo decir qué marca es la que yo haga ese día (de la competencia)”, dice la joven delgada, morena y elocuente mientras se prepara para iniciar su entrenamiento diario en el IND.

El entrenamiento

Más de dos horas entrena todos los días Ana Gabriela en la pista de atletismo del IND: algunas veces inicia a calentar a las 6:30 de la mañana y otras a las 5:30 de la tarde, dependiendo del horario de clases que tenga con sus alumnos del Colegio Alemán Nicaragüense.  Con la pértiga el entrenamiento inicia suave, dando saltos pequeños, calentando el cuerpo, hasta que después de por lo menos una hora puede prepararse para saltar distancias más altas, indica la atleta, que también es entrenadora certificada nivel I por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo. 

La pértiga o garrocha es un instrumento que se personaliza con el uso. Cuando está nueva, debe “pasar por un proceso de doblarla y hacerle una curva, y luego tengo que saber dónde está la curva para poder clavarla y que se gire”, explica Ana Gabriela. 

En cambio, cuando las pértigas están muy usadas pierden la flexión y no permiten que el atleta salte a grandes alturas. Según la pertiguista, esto le pasó en Honduras: “mi pértiga no se flexionaba, entonces no me empujaba transfiriendo el esfuerzo que yo le metía en la parte de abajo”.

Después de la competencia consiguió una mejor garrocha. “El otro día salté 2.91”, comenta orgullosa, aunque advierte que los demás instrumentos para practicar, incluyendo colchonetas y parales, no están en las mejores condiciones. 

Inicios

A Ana Gabriela siempre le ha gustado el atletismo. Comenzó a entrenar en su natal Matagalpa cuando tenía 16 años, al mismo tiempo que jugaba futbol y beisbol. “Mi casa queda a una cuadra del estadio. Si no íbamos a jugar, íbamos a ver los partidos de todas las ligas”, recuerda. 

A partir de entonces inició a competir en carreras nacionales. Ya en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) de Matagalpa estudió un técnico superior en cultura física y deporte, y realizó competencias internacionales, incluyendo los Juegos Universitarios Centroamericanos y del Caribe en 2008, en los que ganó medalla de oro. 

“Un día el presidente de Deportes de la UNAN Managua me dijo que me iba a entrenar para correr 400 metros vallas. Entonces acepté y me venía los fines de semana a Managua a entrenar, para poder competir a nivel nacional e internacional”, asevera Ana Gabriela, quien concluyó posteriormente una Licenciatura en Deportes en la capital. 

Como corredora afirma que acumuló más de 140 medallas, y considera que “se pierde el registro después de las 30” cuando se le pregunta si recuerda la mayoría de ellas y las marcas obtenidas. 

Hace dos años, un entrenador peruano les enseñó a ella y otros dos atletas masculinos cómo saltar con garrocha, y ella aceptó el reto pensando en que sería una disciplina que también les podría enseñar a sus alumnos. Desde entonces no ha parado de entrenar en salto. 

Obstáculo, no enfermedad

Cada mañana, levantarse es un desafío para Ana Gabriela. La somnolencia y el agotamiento son latentes desde los 15 años, cuando le fue diagnosticado hipotiroidismo. 

“Dependiendo del nivel de entrenamiento que tenga en la semana, se me bajan las defensas, el metabolismo se me vuelve súper lento, me da taquicardia, la presión se me altera”, explica la atleta, quien no encuentra su condición como una enfermedad, sino como un obstáculo.  “Para mí las enfermedades son más mentales, dañan más tu mente que tu físico si las crees”, dice Ana Gabriela, quien pesa 124 libras.

La competencia

Pese a que nunca ha estado en unos Juegos Deportivos Centroamericanos, Ana Gabriela está preparada para la competencia y conoce a las pertiguistas de los demás países centroamericanos a los que se enfrentará. Ya sabe, por ejemplo, que las salvadoreñas son las mejores saltando la pértiga, y que ambas competidoras superan alturas de 3.35 metros. 

El récord actual de los Juegos Deportivos Centroamericanos es de 3.40 metros para la categoría femenina. “La marca a la que yo aspiro es la que tiene la guatemalteca, que ganó el bronce en el Campeonato Centroamericano de Atletismo de este año. Ella marcó 2.90”, concluye. 

Nombre completo: Ana Gabriela Granados

Edad: 29
Peso: 124 libras
Estatura: 1.70 m.

Salto con pértiga

En el salto con pértiga o garrocha, el atleta corre por un pasillo, clava la punta de la pértiga en un cajetín metálico situado en el suelo, salta hacia adelante y debe superar una barra transversal situada a una gran altura. Se tienen tres intentos para superar cada altura, misma que va aumentando a cada intento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus