•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los XI Juegos Centroamericanos de Managua, del 3 al 17 de diciembre, ofrecerán 2,300 medallas, de ellas 711 de oro, 711 de plata y 878 de bronce, en 28 disciplinas, pero a Nicaragua le interesa una en especial: la presea dorada de beisbol, su deporte nacional.

"Es una misión de nación, no puedes fallar, cualquier deporte puede perder en cualquier circunstancia, pero menos el béisbol", afirma el entrenador de la selección de beisbol, Julio Sánchez, un conocido miembro de la Policía Nacional de Nicaragua, en entrevista con Efe.

Sánchez, dueño de una carrera llena de éxitos como pelotero y entrenador, podría no necesitar revalidar la medalla de oro alcanzada en los X Juegos Centroamericanos de San José 2013, pero esta vez es diferente, Nicaragua jugará en casa por primera vez en estas justas, y el Gobierno ha gastado 36 millones de dólares en construir el estadio más moderno de la región para celebrar en lo más alto del podio la noche del 17 de diciembre.

El entrenador asegura que cada uno de los peloteros de la selección de béisbol está claro de lo que Nicaragua se juega en el evento: "muchas cosas, el nivel del béisbol, lo que somos como país". Y es que la predilección por el béisbol es una de las diferencias de Nicaragua respecto a otros países, donde el fútbol es preferido.

Por eso el nuevo Estadio Nacional fue construido para el béisbol y lleva el nombre del nicaragüense Dennis Martínez, el primer latinoamericano en lanzar un juego perfecto en las Grandes Ligas de Estados Unidos. Aunque Nicaragua es uno de los países favoritos para ganar oro en béisbol, junto con Panamá, Sánchez no se confía del resto.

"El beisbol centroamericano ha avanzado, no sólo tiene peloteros nativos, sino también nacionalizados, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, traen peloteros que no nacieron en sus países, cubanos, dominicanos, venezolanos, así que no es tan fácil, nuestros adversarios tal vez no son de primer nivel, pero son de respeto, hay que jugar a fondo para ganarles", advierte.

La selección nicaragüense contará entre sus principales integrantes con el jugador de los Royals de Kansas City Cheslor Cuthbert y con el exgrandesligas Aristides Sevilla, pero lo que más resalta su entrenador es el coraje. "Nuestras fortalezas son la solidez, la consistencia, la actitud, las ganas, los deseos de estar en la selección", sostiene, justo antes de confesar que los peloteros le han puesto difícil definir la selección, por lo que no lo hará hasta el 10 de diciembre, dos días antes del debut en los Juegos Centroamericanos.

El entusiasmo en los dirigidos por Sánchez es visible, un día no pudieron saltar al campo debido a un torneo juvenil local, entonces entrenaron en las gradas del viejo Estadio Nacional, sin las comodidades del terreno, pero con compromiso. "Esto lo hemos tomado con un gran respeto: estás en tu país, con tu fanaticada, con tu familia", sostiene Sánchez.

No ganar el oro en béisbol sería un fracaso para Nicaragua, pero esos son malos pensamientos en la selección local. "Por nuestra mente no pasa esa idea, aquí somos optimistas, positivos, sabemos que vamos a hacer el trabajo", asegura el entrenador.

Sánchez sabe lo que es subirse al podio en competencias regionales y panamericanas, es capaz de describir cualquiera de sus grandes momentos como miembro de la selección de beisbol de Nicaragua, pero se queda sin palabras al imaginar el oro en los XI Juegos Centroamericanos.

"Esto no lo miro como algo personal, lo miro como país, sería grandioso, fenomenal, no habría palabras para describirlo", comenta. La misión es una medalla entre 2.300 y el líder del equipo encargado de conseguirla cierra con una advertencia: "podemos soñar despiertos".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus