•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El “honor de nombrar esta piscina Michele Richardson después de tantos años (…) es mi medalla de oro”, dijo ayer la única nicaragüense que ha conseguido una medalla olímpica, Michele Richardson, durante la inauguración del primer complejo de natación olímpica de Nicaragua.

Richardson, genuinamente conmovida y con voz trémula, agradeció al pueblo nicaragüense y a las autoridades por el nombramiento, a 33 años de haber conseguido una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. 

Durante la ceremonia, el presidente Daniel Ortega entregó a Richardson la primera medalla de oro de los XI Juegos Deportivos Centroamericanos Managua 2017, que comienzan mañana, como un simbólico homenaje a la nadadora nicaragüense. 

“Con mucho esfuerzo, mucha perseverancia, mucho sacrificio, todo se puede lograr en la vida. Todo empieza con un sueño. 

Yo le digo a ustedes jóvenes que están aquí que cualquier cosa es posible en la vida, yo soy testigo de eso”, dijo la nadadora de 48 años, acompañada por familiares.  A la inauguración del complejo deportivo asistieron también la vicepresidenta Rosario Murillo, el presidente del Comité Olímpico Nicaragüense, Emmett Lang, la alcaldesa de Managua, Daisy Torres, y otras autoridades municipales, quienes guardan silencio en señal de admiración para una atleta que en medio de tantas emociones no para de sonreír.

Te interesa: Un veterano triunfador lidera el tenis de mesa nica

“A Michele, nuestro cariño y respeto. Su nombre en este complejo de piscinas olímpicas es un homenaje merecido a sus esfuerzos, a su capacidad de nicaragüense mujer extraordinaria, por su fuerza en el deporte y su fuerza espiritual”, mencionó Murillo. 

La vicepresidenta recalcó que Richardson es un ejemplo para las mujeres y la juventud nicaragüense, y aseveró que el reconocimiento a la deportista debería ser un “estímulo a los deportistas nicaragüenses, para que busquemos siempre la excelencia y sigamos poniendo en alto a Nicaragua”. 

“Eran tiempos difíciles”

Ortega explicó que con el nombramiento del complejo de piscinas olímpicas Michele Richarson, el Gobierno está “reparando una injusticia histórica y reconociendo a una gran mujer de Nicaragua”, puesto que en la competencia olímpica de 1984 la nadadora participó como parte de la delegación estadounidense. 

“En el año 84 (Richardson) quiso concursar como nicaragüense y por esas desgracias del destino se le impidió participar como nacional”, dijo la vicepresidenta, aunque aseveró que Richardson considera la medalla de plata como “honor y gloria de la nación nicaragüense”. 

“Eran tiempos difíciles, es cierto”, mencionó Ortega, haciendo referencia al conflicto político-militar que se libró en el país durante los años 80. 

Sin embargo, manifestó que a pesar de las circunstancias históricas “el pueblo nicaragüense nunca se alejó del pueblo norteamericano”, y lamentó que “en los que estaban al frente del Comité Olímpico privó una mentalidad totalmente cerrada”. Culminado el acto de inauguración Ortega y Richardson se acercaron a la orilla de la piscina, a la par de los poyetes, el punto de donde parten los nadadores. 
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus