•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Once años después de imponer una marca centroamericana, Dalila Rugama, lo ha vuelto a hacer. Este domingo en el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND) se bañó de oro por quinta vez en su carrera, laureada de Juegos Centroamericanos, quebró su propia marca de 49.48 metros en Lanzamiento de Jabalina conseguida en el 2016, imponiendo un nuevo récord al ejecutar un disparo de 53.47.

Finalizada la competencia con el oro garantizado, Dalila rompió en llanto, se arrodilló en la pista olímpica, agachó su cabeza y abrazó la bandera de Nicaragua en un momento de emotividad que se extendió cuando chineó a su pequeña hija Karlys Montealto y posó para las cámaras de los medios de comunicación. 

“Sabía que podía tirar por encima del récord, pero hacer 53 metros no me lo imaginé, fue magnífico. En el calentamiento me sentí fuerte, tirando arriba de 45, incluso hubo un disparo que estuvo muy cerca del récord”, dijo Rugama, quien ha ganado 4 medallas de oro en Lanzamiento de Jabalina y una en impulso de bala. 

“Mi entrenador me decía que estaba muy fuerte, la clave era hacer un lanzamiento bueno, enganchar la jabalina en el ángulo indicado. No pensé en el récord, simplemente traté de hacer lo mejor, gracias a Dios me salió. No ha sido fácil lograr esto, tengo compromisos serios como tener a mi hija, pero he sabido llevar esto”, agregó. 

Rugama confesó que durante este año sufrió problemas físicos durante la preparación.  “Hemos trabajado fuerte durante todo un año, ha habido obstáculos, pero hemos sabido llevarlos. Las lesiones han estado allí, esas son las que nos han frustrado en el camino, pero hemos sabido salir adelante. La verdad, estoy muy emocionada”.

Por último, indicó que no piensa retirarse porque cree que todavía puede ganar otra presea más en su disciplina. “Aunque muchos digan que a mis 33 años no debería de seguir, estoy demostrando lo contrario, Podría decir que en los próximos juegos podría agarrar una medalla, quizás no de oro, pero sí puedo darle una presea a mi país”, finalizó.