•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las altas temperaturas de Managua, próximas a los 40 grados Celsius, y la intensa radiación solar, afectaron a los atletas en los XI Juegos Centroamericanos, que se desarrollan en Nicaragua.

Mientras algunos tuvieron merma en su desempeño, otros enfrentaron crisis musculares, problemas relacionados con la presión arterial, vómitos, mareos, cansancio extremo, deshidratación, o una lenta recuperación.

"El rendimiento no es igual, el cuerpo se deshidrata más, la calor afecta tanto psicológica como físicamente porque no tienes los niveles energéticos al 100 %, los baja un poco más por el tema de la deshidratación y la resonancia de la pista, que es roja, llama más calor", dijo a Acan-Efe la semifondista panameña, Andrea Ferris, medalla de oro en los 1.500 metros planos y los 800 metros planos.

El día más cálido de la jornada fue el sábado 9 de diciembre, cuando la temperatura alcanzó los 37 grados Celsius.

Ese día fue especialmente duro para las competidoras de 5.000 metros planos y 1.500 metros planos femeninos, debido a que saltaron a la pista después del mediodía.

"Afectó bastante", insistió Ferris, quien señaló tener capacidad para romper las marcas centroamericanas en sus categorías, pero que le fue imposible debido al intenso calor.

"El calor, cuando vas corriendo en la primera vuelta ya te afecta, el ácido láctico lo sentís en el cuerpo (cansancio), en las piernas principalmente, cuando querés avanzar más no podés, sentís que te quema", dijo a Acan-Efe el semifondista nicaragüense Dexter Mayorga, para quien entrenar en este clima no es una ventaja especial.

Para la fisioterapeuta de los XI Juegos Centroamericanos Francis Fletes, las altas temperaturas son un factor influyente en las competencias.

"La temperatura siempre influye, si está demasiada alta la recuperación es más lenta, los atletas se agotan más fácilmente, porque tienen menos oxigenación, entonces hay mayor acumulación de ácido láctico en las fibras musculares y mayor sobrecarga", explicó.

Fletes afirmó que los atletas siguen las recomendaciones de no detenerse de súbitamente tras una carrera y recurrir a la crioterapia o tratamiento con hielo, sin embargo, todo depende del entrenamiento previo de cada uno, afirmó.

Las competencias se realizaron en dichas condiciones debido a que el Estadio Olímpico del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), a oeste de Managua, carece de luminarias, por lo que todas las actividades debían desarrollarse en horas del día.

En las últimas dos jornadas las condiciones del tiempo mejoraron gracias a un frente frío que afectó Nicaragua, pero algunos atletas sufrieron igual.

Las competiciones en atletismo fnalizarán en el estadio Olímpico del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND) este martes, y se reanudarán con maratón el 17 de diciembre, que se realizará en horas del amanecer.