•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Selección de Futbol de Honduras pasó ayer a la final al derrotar a la de El Salvador 2-1 en tanda de penaltis y disputará la medalla de oro frente a su similar de Costa Rica, que superó por la mínima (0-1) a Nicaragua.

El solitario tanto de Esteban Espinoza (18 minutos), cogiendo el balón tras un tiro de esquina y una serie de rebotes dentro del área, para finalmente rematar de pierna izquierda ante la permisividad de los zagueros pinoleros, le permitió a los ticos controlar el partido. 

Los locales pudieron emparejar las acciones en el segundo tiempo por medio de Henry Niño, quien realizó par de disparos de larga distancia que se fueron apenas desviados. Sin embargo, la misión de igualar se volvió más compleja con la expulsión de Agenor Báez.

En las postrimerías del partido (90+3’) el árbitro central del desafío pitó un penati a favor de los nicaragüenses, pero se retractó segundos después a petición del árbitro de línea, quien previamente había decretado un fuera de lugar. El 0-1 se mantuvo en el marcador y la selección costarricense se quedó con el boleto a la final.

Sin emoción

En la llave previa, el partido en el que Honduras y El Salvador ofrecieron poco, terminó empatado a un gol, que obligó a definir el juego en lanzamientos de penaltis, donde el portero catracho Michael Perelló se convirtió en figura.

La selección salvadoreña marcó el 1-0 en el minuto 21 tras el lanzamiento de un saque de esquina, en el que Marvin Márquez, con un remate de cabeza, venció a Perelló.

Honduras empató en el minuto 37 mediante una jugada que inició Byron Rodríguez por la banda derecha, puso un centro dentro del área a José Pinto, que disparó de media vuelta con la zurda y detuvo el arquero cuscatleco, y en el rebote sí pudo definir.

Honduras ganó su pase a la gran final del futbol masculino al marcar dos de los cuatro penaltis que lanzó, mientras que El Salvador anotó tan solo uno de cinco.

Por la selección hondureña marcaron José Reyes y Foslyn Grant, y fallaron Jorge Álvarez y Denil Maldonado, a quien se lo atajó el salvadoreño Mario Martínez.

Mientras, por El Salvador anotó Enrique Contreras y fallaron Marvin Márquez, Ronald Cerritos, Diego Chávez y Joaquín Lozano, ante una buena actuación del portero Michael Perelló, que atajó a Cerritos y a Lozano.

La selección hondureña buscará revalidar el oro que consiguió en los Juegos Deportivos Centroamericanos disputados en San José, Costa Rica, en 2013. Mientras que los ticos intentarán lavarse la cara por el fracaso de aquella edición, en la que saltaban como favoritos.