•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Corriendo casi en la soledad, con más seriedad que alegría en su rostro, como si la molestia por no haberse impuesto en los 1,500 lo siguiera carcomiendo, flotando encima del esfuerzo que desplegaba en cada giro a la pista mientras saltaba vallas y entraba y salía del agua como refrescándose, el incansable jinotegano Erick Rodríguez, no solo respondió a su previo favoritismo, sino que pareció excederse haciendo crecer la distancia que lo separaba del otro nica, Álvaro Vásquez, para ganar categóricamente los 3,000 metros con obstáculos, asegurando el tercer oro del atletismo pinolero en estos juegos con tiempo de 9 minutos, 26 segundos y 69 centésimas.

Ventaja rotunda

No fue una carrera vibrante. Muy difícil conseguir excitación cuando solo son cuatro competidores con marcadas diferencias, y la intriga se desvanece desde muy temprano.

Erick despegó con un metro de ventaja sobre Vásquez, mientras David Escobar, salvadoreño, y Daniel González, panameño, detrás, muy cerca, hacían sonar sus pisadas como una advertencia encendida. En la tercera de las siete vueltas y media, se despejó el misterio. Rodríguez se alejó diez metros de Vásquez, con Escobar y González, necesitados de más plaquetas, perdiendo el ritmo. La ventaja de Erick se estiró 20, a 30 y 40 metros, hasta finalizar triunfando por 60, lo que es una enormidad.

Sin ser aguijoneado por los oponentes, que daban la impresión de moverse perezosamente hacia delante, Erick desplazándose firmemente sobre la alfombra de la tranquilidad, no llegó a perturbar la marca nacional de 9:03 minutos en poder de Vásquez, y tampoco la de los juegos, que es de 8:54.49 minutos, conformándose con una victoria rotunda, sin necesidad de matar un cíclope como lo hizo Ulises. No es su culpa la escasez de competidores y el discreto nivel de competencia de sus rivales, no interesados en retarlo, sino en buscar la plata y el bronce con tiempos de 9:38.69 para Vásquez y 9:52.11 para Escobar, en tanto González, fuera de vista en el retrovisor de Erick, marcó 10:21.90.

Anita ganó con poco

Sin llegar a elevarse hasta los 3 metros con pértiga, pequeña pretensión, Ana Granados mejoró su registro a 2.80 para atrapar la medalla de oro superando a Nathaly Segura de Guatemala (2.45) y Aimee Zelaya, de Honduras. Fue llamativo que las dos competidoras salvadoreñas, resultaron descalificadas por llegar tarde al evento y no atender la primera llamada, me informó el eficaz secretario de la Federación, Douglas Gutiérrez.

Esta falla, dejó fuera de combate a la favorita Andrea Velasco, con marca personal de 3.40 metros…En salto triple, el cubano-nicaragüense Marcelo Suárez estableció marca nacional con recorrido de 15.36 metros, obteniendo el bronce detrás de Jasson Castro, de Honduras, quien registró 15.80, y de Brandon Jones, de Belice, extendiéndose 15.47 metros. Así que al caer el telón del atletismo en los juegos, la escuadra pinolera obtuvo 16 medallas, 4 de oro, 5 de plata y 7 de bronce, una actuación que incluye 7 récords nacionales, lo que estimula a la presidente de la Federación, Xiomara Larios, pensando que el próximo año -en julio-Nicaragua será sede del Campeonato Centroamericano de pista y campo, estrenando la pizarra que no llegó a tiempo para estos juegos.