•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La suma de esfuerzos de las destrezas sobre el tapete realizadas por Ernesto Blanco y Francisco Taylor, proporcionaron la cuarta medalla de oro por parte del billar en la jornada que se efectuó anoche en el local de Pool 8. El júbilo fue natural entre la gruesa asistencia, pero no pudo ocultar el dolor que taladraba a nuestra figura más deslumbrante, Karen García, derrotada en la final de Bola 10, por la formidable jugadora costarricense Adriana Villar, de presencia en el ranking panamericano. 

Karen miraba su medalla de plata con seriedad, aparentemente aislada de todo lo que la rodeaba, como si se encontrara en un rincón del valle de los lamentos. “Me faltó más concentración y ella la tuvo. Fallé en momentos importantes para desequilibrar y con el marcador 3-3, Adriana se encontró con el juego abierto y fue lo suficientemente precisa. Como siempre ocurre cuando se revisa una derrota, una quisiera regresar a los puntos neurálgicos y aplicar modificaciones”, dijo Karen desde las sombras.

“Es una gran jugadora y la respeto. En esta ocasión me tocó a mí. Así que se trata de ir uno a uno”, expresó Adriana Villar sujetando su emoción en caliente, agregando: “Cuando me despegué 3-3 y logré avanzar 6-3, era obvio que tenía todo a mi favor y no fallé imponiéndome 7-3 para garantizar el oro. Siempre los juegos con Karen son complicados y me estimula encontrar la forma de resolverlos. Me correspondió ganar, pero la lucha continúa”. En la tercera jornada, en la especialidad de Bola 9 a disputarse hoy, Villar ha llegado a estar colocada como número 16 del ranking Panamericano.

Despejada esta intriga, toda la atención giró hacia la sala de dos mesas para carambola a tres bandas, en la que la dupleta pinolera Blanco-Taylor, le peleaba el oro a la de Costa Rica, Marín-Téllez. La victoria de Blanco 40-29, se combinó con la ajustada forma en que Téllez superó a Taylor 40-38, para un total 78-69, que le facilitó a Nicaragua su cuarta presea dorada en billar, agregando las de bronce de Mayling Balladares en individual femenino y Marcos García en individual masculino.