•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Doris Molina llegó a Nicaragua desde Honduras para disfrutar de una semana de vacaciones, en el marco de los Juegos Centroamericanos. Luego de tres días en Managua dice que ha notado varias diferencias con su país.

“Estoy maravillada con todo lo que he visto, primera vez que vengo a Managua y sin duda alguna se respira un ambiente de tranquilidad que en mi país ya no tenemos. La seguridad acá es excelente y dolorosamente en Honduras es pésima… No tenemos parques donde ir en las noches”, relató Molina.

Honduras es uno de los países más violentos en el mundo. Este año, hasta el 9 de diciembre, se registraban 3,473 muertes violentas.

Familia Peña, de El Salvador, disfrutan de un juego de voleibol en el Polideportivo Alexis ArgüelloPero Honduras no está sola en esa espiral de violencia. El Salvador también sufre una pesadilla.

Isolina de Cruz, de origen salvadoreño, llegó a Nicaragua en calidad de turista el pasado siete de diciembre y tras una semana conociendo diferentes sitios de Managua, Granada y Masaya, no duda en destacar la seguridad.

“Nicaragua es un lugar muy seguro, la gente es muy hospitalaria y esos son factores que prácticamente te exigen regresar nuevamente”, declaró de Cruz, quien tiene claro dónde no volverá a viajar de vacaciones.

“A Honduras no regreso, el año pasado estuve unos días allí y respiré cierta inseguridad, Honduras inspira miedo”, aseveró la salvadoreña.

Otra familia de salvadoreños relató la dura situación que se vive en su país, un ambiente similar a lo que sucede en Honduras: maras. Violencia, muerte...

Ceci Peña y su hijo, Roberto, comentaron que el escenario en El Salvador es peligroso por culpa de las maras, las cuales se apoderaron de ciertos territorios o barrios y los convirtieron en lugares muy inseguros para cualquier persona.

“La delincuencia en El Salvador no es en todos lados, el transporte público es uno de los espacios más peligrosos, las pandillas se suben a robar muy seguido por orden de las maras”, expresó Ceci Peña.

Rolando Cáceres, también de El Salvador, viajó a Nicaragua para disfrutar de los Juegos Centroamericanos y apoyar a los atletas de su país, en especial a las selecciones de voleibol.

Cáceres conoció Nicaragua hace siete años y en su segunda visita a tierras nicaragüenses le sorprende el cambio observado.

“Ahora todo es más ordenado, todo está limpio y muy seguro”, comentó.

Alerta, por la costumbre

“Fui a conocer el Puerto Salvador Allende, observé muchos niños jugando, muchas familias de paseo y no sentí temor alguno, aunque por la costumbre siempre ando atento, en El Salvador es raro ver gente por las noches”, dijo Rolando Cáceres, quien agregó que la situación en su tierra natal “no es la ideal, pero tampoco es como la pintan”.

​El Salvador y Honduras son los países que más homicidios presentan en la región, con un promedio diario de 14 víctimas por día.

Mientras, Nicaragua es el país de Centroamérica que presenta menos delitos por uso de armas de fuego, secuestros para extorsionar y robo de vehículos a nivel centroamericano.

Según la Policía de Nicaragua, este país presenta una tasa de 7 homicidios por cada 100 mil habitantes, una de las más bajas de Latinoamérica.

Las autoridades nicaragüenses señalaron que por los Juegos Centroamericanos esperan la visita de 20 mil personas e ingresos de hasta 10 millones de dólares.

En sus campañas de promoción de turismo, Nicaragua explota al máximo sus altos niveles de seguridad, con el propósito de que los visitantes regresen.

La salvadoreña Isolina de Cruz sostiene que ella volverá.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus