•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En una reñida partida el nicaragüense Carlos Castro superó 9-8  al panameño Joel Rodríguez para conquistar la medalla de oro en la final del torneo Bola 9 de los XI Juegos Deportivos Centroamericanos.

Los asistentes de la jornada desarrollada anoche en el club de billares Pool 8 apreciaron cómo Castro supo sobreponerse a una temprana desventaja de 3 a 1 ante el canalero Rodríguez, que con un estilo de juego sereno realizaba disparos precisos utilizando las bandas para embocar en las buchacas.Carlos Castro sumó otro oro para la delegación pinolera.

Sin embargo, dos juegos ganados de manera consecutiva permitieron a Castro empatar las acciones. Al iniciar la séptima partida Rodríguez decidió acelerar un poco el ritmo de juego y al romper logró colar varias bolas en las buchacas que le aseguraron tomar ventaja en los partidos 4-3. El dominio de Rodríguez continuó incrementando hasta 6-3, posteriormente el nicaragüense se recuperó al ganar dos partidas seguidas para acortar la ventaja 6-5 en lo general.

Precisión incrementó suspenso

La decimosegunda partida entre los dos hombres fue la más reñida,  debido a constantes tiros defensivos de uno y otro lado, sin embargo, un breve descuido de Rodríguez al fallar un tiro en la esquina dejo las condiciones favorables para Castro que empató 6-6.

Un partido después, Castro supo emplear de mejor manera los ángulos que le permitieron embuchacar de manera seguida los lanzamientos sobre las bolas número 3, 4, 5, 6, 7,8 y 9 para irse arriba en el score 7-6.

Pese a haber iniciado la decimocuarta partida Castro no pudo embocar ninguna bola, falla que Rodríguez supo capitalizar para nivelar el marcador a 7 triunfos; un juego después el panameño extendió su ventaja a 8 victorias, dejándolo a uno para lograr la medalla de oro.

Al iniciar la partida número 16, Castro apertura, pero por segunda mesa no logra embuchacar ninguna pelota, todo parecía haber quedado preparado para que Rodríguez finalizará el encuentro, sin embargo, este tampoco corrió con suerte y en una de sus ejecuciones la bola blanca cayó en la buchaca, proporcionándole a Castro un segundo aire que aprovechó, ejecutando tiros precisos incluido uno dificilísimo sobre la esquina para colar el número siete y empatar la partida de manera magistral 8-8.

En la partida final, Rodríguez rompe y logra concretar las bolas 3,1,4 y 5 pero al intentar colar la bola número 6, esta da un rebote extraño contra la buchaca central de la mesa y no entra, dejando así el escenario para que Castro rematara la partida y conquistar la medalla de oro.