•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los tenistas nicaragüenses no pudieron atrapar medallas ni en sencillo ni en dobles, en los XI Juegos Deportivos Centroamericanos. Este viernes en las canchas del parque Luis Alfonso Velásquez, Luis Márquez sucumbió ante el guatemalteco Wilfredo González, ganador de la medalla de bronce al imponerse fácilmente en dos sets (6-0, 6-1). Por otra parte, las hermanas Merarys y Mariela Toruño tampoco pudieron meterse en el podio, al perder ante las hondureñas Natalie Espinal y Daniela Obando en tres parciales (6-1, 2-6 y 10-7).

La derrota de Márquez estaba pronosticada. El nica presentaba serios problemas físicos desde la primera ronda, por ende tenía todo en contra, incluso su participación en el duelo por la presea de bronce estaba en duda. No obstante, el orgullo lo llevó a disputar el encuentro y el resultado de los dos sets es la evidencia de las facilidades que ofreció ante el guatemalteco.

Respecto al desafío por la medalla de oro, el gran favorito, Marcelo Arévalo de El Salvador, cumplió las expectativas. El cuscatleco le pasó por encima a Cristopher Díaz en dos sets (6-3 y 6-2), lució mortífero con su saque y en la devolución estuvo magistral. Le quebró el saque al chapín cinco veces sumados los dos parciales, en un alarde de dominio absoluto.

La medalla de oro en femenino también se quedó en Guatemala. Andrea Weedon superó a la costarricense Ariana Rhamamparast en dos sets (6-3, 6-0). El bronce se lo adjudicó la guatemalteca Gabriela Rivera imponiéndose a su coterránea Melissa Morales en tres parciales (1-6, 6-3 y 6-4)

Las Toruño pelearon

Había muchas esperanzas de ganar bronce con las hermanas Toruño. Las nicas brindaron un gran partido, es cierto que cayeron, pero lo hicieron batallando en tres sets (1-6, 6-2, 7-10). En la ruleta de la suerte que representa disputar el súper tie-break, Merarys y Mariela no pudieron soportar la presión y el nerviosismo las llevó a cometer errores que al final fueron claves.