•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Selección Nacional de Boxeo Amateur, encumbró a Nicaragua al ganar 6 medallas de oro en los XI Juegos Deportivos Centroamericanos (JDC). Los cuatro varones y las dos mujeres que conquistaron el primer lugar en sus respectivas categorías merecen todo el reconocimiento, cumplieron el objetivo.

No obstante, creer que el boxeo amateur nica pasa por un momento grandioso es una herejía. Lo cuantitativo es engañoso cuando de 8 peleadores, 4 ya tenían medalla de plata sin tirar un solo golpe por ser “sembrados”. Ganar 6 o 3 medallas de oro en estos JDC no cambiaba absolutamente en nada la realidad, hay una crisis de talento, y de los seis púgiles que triunfaron el domingo en el Polideportivo Alexis Argüello, solamente a dos se les ve cierto potencial para imaginar que puedan hacer algo importante en el profesionalismo, estos son Ángel Jarquín y Darwin Martínez.

Con todo y que Darwin era uno de esos sembrados y que perdió su pelea por el oro ante el tico David Rodríguez, es un peleador con características especiales. Tiene buena técnica, velocidad, pero necesita más enfoque, compromiso y madurez, de lo contrario no llegará lejos, y puede sucederle algo parecido al caso de Kevin Vivas, quien se apagó de un año a otro. 

Por su parte, Jarquín tiene fisuras defensivas por mejorar, pero es un muchacho comprometido, técnicamente puede evolucionar más, tiene un estilo de boxeo atractivo, le gusta fajarse y ejecuta combinaciones. Lo importante con Ángel es que tiene hambre de llegar lejos. 

Mejores peleadores

Individualmente en estos Juegos Centroamericanos, Costa Rica y Guatemala presentaron mejores talentos. El tico David Rodríguez, vencedor de Darwin en la final, es un peleador que puede alcanzar niveles grandiosos. Es un boxeador muy completo, de técnica depurada, buena defensiva, inteligente para cerrar espacios y estupendo cuando le toca ir al frente con combinaciones de hasta 4 golpes.

De todos los países que participaron, posiblemente Martínez ocupe el top 3 de los mejores a nivel centroamericano. Otros boxeadores como los guatemaltecos José Virula, Carlos Tobar o Lester Martínez, también tienen un talento interesante. 

No forman campeones

El problema quizás con el boxeo amateur es que no se está trabajando para formar campeones mundiales. Da la sensación que el objetivo es buscar peleadores que puedan ganar algunas medallas en Centroamérica sin trascender más allá. Cinco años después de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, todavía se sigue hablando de un triunfo de Osmar Bravo. 

En este momento no hay púgiles de la estirpe de Félix Alvarado, Carlos “Chocorroncito” Buitrago, o el mismo Román “Chocolatito” González, quienes impactaron cuando estuvieron en amateur. González es un tetracampeón, Alvarado y Buitrago son potenciales monarcas a futuro.  

¿Cuál puede ser una solución para mejorar? La clave no está en mandar a una selección durante un mes a Cuba. Los campamentos son buenos, pero no son sinónimo de éxito necesariamente. Lo que se requiere fundamentalmente es trabajar con los niños, ese debería ser el enfoque principal, copiar lo que hace el beisbol por ejemplo, que fijó su mirada en los menores para garantizar a largo plazo una selección con peloteros firmados.

Es difícil entender que peleadores talentosos como los niños Jordan “La Cobrita” Orozco o el mismo Jedry “El Zurdito” Pérez solamente tengan un campeonato nacional al año. ¡Solamente una vez pelean con Feniboxa! Es imperdonable. El resto de combates que realizan durante los 12 meses es gracias a la promotora Nica Boxing de Pablo Osuna o en ocasiones el mismo Rosendo Álvarez de Búfalo Boxing ha intentado promover a los pequeños.