•  |
  •  |

Todo en el Universo funciona por la Ley de Atracción. El reino vegetal, animal y los seres humanos nos regimos por esta ley intrínseca en cada especie. La vida social, los negocios, la relación de pareja o amistad se dan no sólo por el raciocinio o cálculo sino por atracción.


Pero, ¿qué es exactamente? Ésta rige el Universo, y es una sabiduría que viene desde la antigüedad en los pueblos orientales.


Esta ley está asociada a otras, que por definición se subsumen en una sola que es la Ley del Amor o de la armonía, teniendo una dinámica dialéctica entre la ley causa y efecto, de la desigualdad y la utilidad. Todo en el Universo, en nuestra vida y entorno responde a un orden en movimiento que, ineludiblemente, cumple leyes físicas, químicas, biológicas, económicas o sociales.


Según los científicos son miles de millones de años los que tiene el Universo, y siempre se ha comportado de manera sostenida a tal grado, que se pueden calcular sus movimientos y predecirlos en muchos aspectos.


Unos a otros nos atraemos
El Universo es como un enorme carrusel donde todos tienen un espacio, todos los cuerpos son necesarios y se asocian para recrearse o, aparentemente, desaparecer y volver a resurgir. Hay fenómenos dentro de los cuales estamos inmersos y posiblemente no tomamos conciencia de todos sus movimientos e importancia; pero hay otros que protagonizamos.


Los sociólogos hablan de que el desarrollo comunitario o socioeconómico se da no por planificación exactamente, sino por atracción.


Hablemos de la moda. Los diseñadores estudian el comportamiento de los grupos sociales y en vista de eso, con resortes de persuasión en el color, forma, necesidad o precios, lanzan una línea de vestuarios que  por atracción se popularizan.


Una familia en una comunidad rediseña su casa con cierto estilo, y si es atractivo en pocos años habrán copiado el diseño. Un comerciante ve que otro lanza un producto nuevo y en unos meses tendrá competidores. Una bella o carismática dama atrae la atención de varios caballeros y pronto esa atracción dará sus frutos. No se da la atracción planificada, es espontánea, responde a una ley del Universo.


Puedes atraer lo positivo y lo negativo
Pero hay otro concepto, más bien asociado a la psicología o las terapias de superación que establecen que con el cerebro, acciones o pensamientos podemos o debemos hacer lo que queremos. La realidad está ahí, lo que tenemos que hacer es que funcione a nuestro favor y para eso hay que reflexionar, hacer ejercicios de relajación, inclusive de lo que se denomina sicotrónica.  


Las células cerebrales y la memoria molecular puede aprender a tener diferentes comportamientos y lograr lo que llamamos imposible. Lo más importante en este proceso es liberar la mente de pensamientos perturbadores y dar chance a que afloren pensamientos retadores y nuevos. Todo lo negativo hay que retirarlo y dar chance a los nuevos caracteres para nuestro disco duro, ocupando el lenguaje informático.


Para este proceso se necesita entrenamiento, lectura, esfuerzo. Es lo que se llama también reprogramación mental. Si a mí me atrae llegar a ser un empresario, debo primero entrenar mi mente para visualizarme como tal, alternar en ese medio, empezar y no tener temor al fracaso o al esfuerzo. Sigue así y lo lograrás.


Lo no deseado es vivir en la rutina o la inercia, dejándose llevar por los movimientos masivos de los otros, inclusive de la familia. Aquí resulta al revés, atraerás lo negativo. Hay que ser un imán que hala lo que quiere. Debes saber desactivar tu campo de atracción cuando observes amenazas como si fueran virus de computadoras.


TOME NOTA
Francisco Picado Valle, atiende su salud con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, Flores de Bach, regulación de peso, orientación personal y balance de energías. Aún hay cupo y “becas” para los cursos de Medicina Natural y Acupuntura. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex 75 varas al lago M/D; Teléfono: 2251-4456 y en Km. 20.2  carretera a Masaya, Quinta Claudina. Teléfono: 2279-9765. Móvil: 8654-5677, 8861-7881, E.-mail: terapiasnaturales.fp@gmail.com