•  |
  •  |

La magia de protección equilibra las posiciones de la balanza; esto significa que si has actuado mal y lo que quieres es protegerte de la venganza, no podrás evitarlo.

Desengáñate, igualmente tendrás que pagar por lo que hiciste. La balanza debe volver a su sitio.

Esta magia tampoco fabrica una especie de pantalla protectora a tu alrededor que impide que te ataquen, te persigan o atenten contra tu integridad física o mental. Desengáñate, también sigues siendo frágil aunque un poco menos. Por eso es mejor que sigas las reglas de seguridad más elementales porque no tienes un seguro extra con la magia.

Puede suceder, asimismo, que el asunto que trabajes al amparo de la magia no se resuelve tan bien como habías esperado. En estas ocasiones, la magia acostumbra a “cargar con el pato”. Sin embargo, lo que debes hacer es analizar lo que ha pasado, qué ha fallado y por qué. ¿Podría haber sido todo peor? Tal vez gracias a la acción de la magia te has ahorrado un buen susto. Tal vez no.

Su vínculo con los elementos
En cuanto a su vínculo con los elementos naturales, la protección está bendecida por la acción de los planetas: el Sol para el éxito; la Luna para proteger a la mujer y al niño; Marte, para expulsar rápidamente la energía negativa; Mercurio para conseguir hablar con delicadeza y para conocer la verdad; Venus, para sobrellevar con amor, no con odio un encontronazo; Saturno, para acabar con una dificultad o para llevar lejos la negatividad.

Los colores de la protección son: el blanco para la pureza; el negro para la desaparición: el negro azulado para obtener poder y protección; el azul claro, para proteger el hogar; el marrón oscuro, para proteger a un amigo; el marrón, para conseguir la paz en casa.

Los cuatro elementos también tienen que decir en ese tema: la tierra estabiliza nuestros fundamentos y oculta nuestros tesoros; el aire aleja situaciones o personas que nos quieren mal; el fuego ciega a nuestros enemigos con su brillo o arrasa las energías negativas que amenazan con desbordarnos, y el agua transforma una situación penosa en buena.

Esta magia tiene una forma muy sutil de trabajar. Acostumbra a fracasar cuando se practica cegado por la ira o por los sentimientos negativos; porque su secreto no reside en enviar la propia energía negativa, sino en aprovechar la energía que nos llega y devolvérsela al emisor. Es decir, es una amiga que vuelve contra él, las armas del agresor.


TOME NOTA:

*Notas de consulta de la profesora MAGNOLIA. Parapsicóloga. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, contra envidia, mala suerte, estudio, trabajo y negocios. Lectura del tarot y las cartas del trabajo. Amplia gama de productos esotéricos de efecto verdadero. Atiende de lunes a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde, en el barrio Santa Ana, de la iglesia de Santa Ana, media cuadra hacia abajo, casa # 2010. Teléfonos: 22662262 / 86990842, Managua.