•  |
  •  |

Cuando era estudiante avanzado de filosofía, un compañero me dijo en una ocasión: con las herramientas que hemos aprendido podemos hacer de cualquier persona un héroe o lo podemos transformar en un villano, y lo mismo podemos hacer de cualquier otra circunstancia, llámese esta empresa, autoridad, gobernante o país. Ese pensamiento un poco “maquiavélico” me pareció interesante y el secreto está en que depende de lo que queramos destacar y así magnificar hechos o ignorarlos; otro mecanismo es la manera de comunicar o manifestar la imagen de la persona u otra entidad.

Se atribuyen a Mahatma Gandhi las siguientes reflexiones: “Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se volverán actos. Cuida tus actos porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida. Cuida tus pensamientos porque serán tu vida”.

Aprende a no juzgar
Todo está en nuestra mente y el tipo de pensamientos y actitudes que manejamos. Somos positivos si procesamos, principalmente, pensamientos positivos y somos negativos si le damos prevalencia a ese tipo de pensamientos. Uno de los grandes obstáculos para avanzar con una mente sana y positiva es no convertirnos en generadores de juicio de las acciones de las personas que nos rodean, sino asimilar las incidencias por el lado positivo.

Hay un dicho español ultraconservador que dice: “Piensa mal y acertarás”. Muchas personas manejan esta filosofía quizá por estilo de vida, trauma o depresión; pero si dice: “Piensa bien y acertarás”, encontrará menos estrés y mayor deseo de vivir.

Otro aspecto importante es saber deslindar o separar lo que es emocional de lo técnico; lo que es personal de lo que es familiar, laboral o grupal. Hay personas que ocupan el mismo tipo de análisis o actitud para enfrentar o confrontar un hecho obvio, técnico o definido con sus emociones que pueden ser de aprobación, alegría, disgusto o animadversión. Si un jefe me dice que debo manejar una maquinaria de una manera específica, es eso lo que debo hacer. No debo cuestionar el hecho y debo hacerlo, exactamente, bien, profesional. No debo entrar en la personalidad del jefe, sus hábitos u otros aspectos, porque serían pensamientos colaterales que no contribuyen a mi desempeño. Si por alguna razón deseo interactuar sobre esos aspectos o actitudes personales debe ser bajo otro tipo de relación, plática y ambiente oportuno.

Siempre piensa positivo
Al yogui Raman se le atribuye la técnica del “Pensamiento opuesto”. Esto significa que si usted escucha algo negativo de alguien, de inmediato transforme todo a positivo, como si fuera su abogado y encontrará más paz y mucho más fondo, que pensando negativo.

Todo tiene su razón de ser y lo que sucede es resultado de un proceso, no es un hecho fortuito. Esto es, más o menos, lo que me comentó mi compañero de estudios de filosofía.

Sólo que él hablaba de hacer un héroe o un villano. Esto es una práctica muy común. Se usa en política, religión, certámenes, pareja, amigos, deportes, negocios y casi todo lo que necesita imagen.

Piense positivo en vida
Es común criticar que cuando una persona muere se le encuentran, hasta ese momento, sus grandes cualidades, gracias y habilidades y se minimizan o se racionalizan sus fallas o defectos. Siempre me pregunto por qué se da este tipo de situación. Ya fallecida la persona no tiene capacidad de agradecer o defenderse pero los que aún están vivos como una expiación hacen sendas piezas de oratoria o conversatorios edificantes o coloquiales del fallecido. Todo eso lo podemos y debemos hacer en vida, sopesando lo positivo.

Además, como dice Dale Carnegie, ganaremos muchos más amigos y tendremos una comunicación más eficaz y exitosa.

El doctor José Silva, creador del Método de Control Mental Silva, que se practica a nivel mundial, en sus ejercicios de relajación mental y en el nivel alfa, incluye una frase subliminal que dice: “No dejaré que pensamientos negativos invadan mi mente”. Esto se trabaja a nivel subconsciente, para que en la vigilia aflore en el consciente y la persona cambie su actitud mental y conducta a positiva. La mente sólo puede tener un pensamiento fijo a la vez. Ocúpela en el pensamiento positivo, no en el negativo. El positivo trae paz, amor y esperanza; el negativo incertidumbre, intranquilidad, duda y desconfianza.

Solucione los conflictos
Ser y pensar positivo es ser realista, casi siempre entramos en dudas de nuestras acciones cuando nos involucramos en los problemas de las otras personas o llevamos las cargas que ellos deben llevar. La crítica negativa es el arma más destructiva al igual que las palabras inadecuadas y las actitudes hostiles. Si hay conflictos hay que hacer un plan con objetivos, fechas y recursos para resolverlos de la manera más inteligente y estratégica donde todos salgamos ganadores.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle atiende su salud con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, regulación de peso, orientación personal y balance de energías. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo Cine Rex 75 v al lago y en C. Masaya, K. 20.2 Tel 2251 4456, 8654 5677 E-Mail: terapiasnaturales.fp@gmail.com