•  |
  •  |

El color amarillo es el color prohibido en el ambiente del mundo del espectáculo, especialmente en la televisión. Las creencias en las propiedades nefastas de este color entre actores y directores tienen  un origen desconocido. Lo cierto es que el color amarillo no es del todo inocente de esta fama de malos augurios y suerte inversa que se ha ganado en el medio del espectáculo y la televisión.

En la liturgia católica, que a su vez lo tomó de la mitología griega, el amarillo tiene, en unión con el negro un significado fúnebre. El amarillo evoca también la luz infernal, los celos, la envidia, la traición y el engaño. “Desprecio es el significado de las rosas amarillas, así que está demás recomendar que jamás regalen rosas amarillas a una persona en la que tengan interés sentimental o sexual, porque evidentemente las intenciones chocarán con la mala suerte y el fracaso. En la edad media los apestados y los herejes (separados), se distinguían por vestir ropas de color amarillo.  Este color está estrechamente relacionado con lo irritable, el presentimiento sombrío y lo violento.  Curiosamente, al lector no se le escapará otro simbolismo que está relacionado fuertemente con el amarillo: el de la fuerza solar, penetrante y luminosa. Extraña dualidad sombra-luz que hace misterioso, peligroso y a la vez fascinante a este color.

El azul representa al planeta Venus y al signo zodiacal de Libra. A pesar de ser el color de la Virgen, está íntimamente relacionado con la sensualidad. Es además un color esencialmente femenino. En el hombre se relaciona con la virilidad. El azul propiciará un mejor entendimiento con la mujer, por lo cual la suerte en un encuentro de pareja estará asegurada si se toma la precaución de usar ropa interior de este color. Para la mujer la influencia de Venus y el equilibrio de Libra hacen que el azul potencie su capacidad de elección sexual, por lo cual incluido de alguna manera en su vestimenta es altamente aconsejable cuando se trata de vivir una noche por demás agradable en caso de que acuda a alguna clase de reunión social.

El rojo es el color de la sangre y del sexo y el único bien recibido por los animales. El toro acude a la capa roja del torero, así como el pez, la gallina y el baba tracio a la bayeta encarnada. Para la mujer es un color excitante para el sexo.  Para el hombre es estímulo para la lucha.  Es quizás el color de mayor poder energético directo, y su influencia es percibida al instante.  Por ser el color del fuego se lo utiliza en Pentecostés, cuando se conmemora la venida del Espíritu Santo. De ahí su energía y poder para combatir toda mala influencia proveniente de otras energías negativas.

El color verde es el color de todo lo que nace. De la esperanza. Es profundamente energético. Toda intervención del verde en la vida cotidiana augura mejoras y ascensiones en el aspecto que sea. El verde es el color que propicia la sensibilidad y la percepción, por lo que se convierte en imprescindible cuando la persona debe enfrentar alguna situación que requiera esas virtudes. Además de la vestimenta o alguna cinta en la muñeca, el verde puede estar presente en alguna piedra energética como la esmeralda.


TOME NOTA:
* Textos de estudio de la profesora PENÉLOPE. Parapsicóloga. (Código 95703, Profesional School, Miami FL).   Especialista en la interpretación del tarot y las cartas de los ángeles. Terapias para el control mental y mejorar tu calidad de vida. Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales.  Atiende de lunes a sábado de 8:30 de la mañana a 5 de la tarde, previa cita.  Tels: 22897207 / 89380153 / 88865607, Managua.