•  |
  •  |

¿Pesadez en el cuerpo, dolores de cabeza, poco apetito acompañado por náuseas al probar bocado, malhumor o angustia? Estas son algunas de las anormalidades que puede sentir alguien afectado por el llamado “mal de ojo “o mirada dañina. Sobre esto vale aclarar que no siempre el ataque puede producirse a través de algún preparado o técnica especial, sino que muchas veces llega en forma involuntaria. Esto se debe a que hay personas que poseen una mirada muy fuerte y en forma inconsciente pueden causar daño sin por ello estar deseándonos algo malo.

Pero tampoco significa que no se deba tener cuidado; sobre todo si se tiene niños y más aún si son bebés. Son ellos por ser tiernas criaturas inocentes y desprotegidos, los que más corren el riesgo de ser ojeados, pues no pueden tolerar la fuerza o la carga que acompaña a la mirada. En este tipo de casos es algo difícil (aunque nunca imposible) que el mal sea producido a propósito.

Pero más allá del cual sea su origen un buen recurso para sanar el mal es a través de las palabras. Sin embargo, no cualquier persona está preparada para hacerlo, sino que esa es tarea de alguien instruido en las artes esotéricas.
Mejor es prevenir

Entre los más diversos métodos que existen uno bastante eficaz es por intermedio del bostezo del sanador. Pero lo mejor es prevenir y para mantener alejados a los niños de estas dañinas miradas, lo conveniente es atarles en la muñeca una cinta roja. Este “remedio” es también muy usado por los adultos, como también la colocación de un cuernito sujetado por la misma cinta, aunque esto no se recomienda para los niños, pues es un descuido puede pasar cualquier tipo de accidente.

Si se escoge atarse un lazo rojo, hay que seguir determinados pasos para que sea realmente eficaz: primero es fundamental que se trate de una cinta con color firme, es decir, que sea indudablemente roja. Segundo, que las puntas estén cortadas derechas, formando un ángulo recto lo más perfecto posible tomando como referencia el costado de la cinta. En casos de que el corte esté hecho en diagonal, puede ser fácilmente invadido por la mirada indeseable. Tercero, el corte debe realizarse con una tijera que no tenga mango de plástico, sino que debe ser totalmente de acero. Por último, al anudarla en la muñeca tome la precaución de hacerle tres nudos diciendo en cada uno de ellos… en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

Después de esto, descanse tranquilo durante un año. Al cumplirse los doce meses que la lleva puesta, debe realizarse el cuarto nudo diciendo, amén, y solo después cortar la cinta con la misma tijera, u otra de características similares.

Sus restos deben ser enterrados en algún jardín o en una maceta. No es necesario plantarle ninguna flor, ya que la utilidad de la tierra es para mantener la envidia que el lazo guarda en un lugar protegido.

*Notas de consulta de la profesora MAGNOLIA. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, trabajo, contra envidia, estudio y mala suerte. Lectura del tarot y las cartas del trabajo. Amplia gama de productos esotéricos de efecto verdadero. Atención privada y confidencial de lunes a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde. B° Santa, de la iglesia de Santa Ana, media cuadra hacia abajo, casa # 2010, Managua. Teléfonos: 22662262 / 86990842