•  |
  •  |

Las velas contienen un elemento poderosísimo de la naturaleza llamado fuego, que se fusiona con otro fundamental, el aire.  Ambas potencias combinadas son capaces  de influir con su energía positiva en una persona o grupo, en un lugar o espacio, casa, empresa u objeto.


Los otros dos elementos, agua y tierra, son simbolizados con agua y sal  en un  vaso de vidrio. El agua es el fluido receptor que absorbe las vibraciones negativas y la sal las corta y neutraliza. El fuego, el aire, el agua y la tierra actúan juntos para concentrar la energía y crear la realidad mágica que abre el mundo de lo fantástico, donde se mueven los seres benéficos dispuestos a prestar ayuda.
La gracia de los días


Para obtener la máxima efectividad  en el manejo de las velas, es importante observar la frecuencia de días indicada. Generalmente se consideran nueve días continuos para iniciar y terminar un ritual. Sin embargo,  en casos especiales un día es suficiente. Todas las depuraciones requieren de cierta  dedicación durante  el corto plazo en que se cristalizan los beneficios. Durante la semana se manejan diferentes colores  de velas y diamantina, así como esencias variadas como se leerá más adelante.


El por qué de los colores  
Todos los colores irradian vibraciones diferentes cada día.  Si manejamos un color que coincida con nuestra propia vibración, la energía fluirá  correctamente derramando equilibrio, armonía y salud. Este material junto con el color de la vela y la esencia aromática, amplificará la energía 100 veces más, ya que absorbe la información como un cerebro  reteniéndola de manera total.


Sugiero que guarden la diamantina, por color, en frascos pequeños de plástico para facilitar su selección. En un envase por separado mezcle un poco de cada color para disponer de energía multicolor. La nombro así porque al activar la gama de colores, se genera una vibración múltiple que se fusiona con la energía  del ser humano, obteniendo increíbles resultados.


Diversos fines
Otro componente importante  es el papel de aluminio, ya que su función es generar color y siendo a la vez  un elemento receptor, neutraliza las vibraciones formando un  cautiverio energético donde se concentrará la información.


Si usa una vela tomando en cuenta los cuatro elementos de la naturaleza, el día de la semana, el color adecuado de la vela, las esencias aromáticas untadas, la diamantina compatible, el papel de aluminio; su oración, su  mantra y  un buen manejo de la energía ¿se imagina usted lo que podría lograr?  El poder de las velas puede dirigirse a fines diversos: terapéuticos, espirituales, amor, salud, armonía, éxito, dinero, prosperidad, seguridad, y mucho más.

* Textos de estudio de PENELOPE.  Parapsicóloga  (código 95703, Profesional School, Miami Florida). Especialista en la interpretación del Tarot y las cartas de los Ángeles.  Terapias alternativas para tu control mental  y mejorar tu calidad de vida.  Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales.  Atiende de lunes a sábado de 9 de la mañana a 5 de la tarde, previa cita.  Teléfonos: 2289-7207 / 8938-0153/ 8688-5607,  Managua.