•  |
  •  |

El hecho paranormal es un acto natural que tiene como motivación profunda la comunicación de un ser humano a otro. Veremos cómo esta comunicación es la esencia misma de todos los hechos paranormales que hallan su unificación en ella.
Un hecho paranormal se manifiesta esencialmente en dos formas: PSI-cognoscitivo (intelectual) que es relativa a la percepción del ser o del devenir de los eventos.  PSI.-cinético (físico), que es el relativo a la acción sobre la materia. El término PSI deriva de la   X,  letra  del alfabeto griego antiguo, y es con la cual se inicia la palabra psyké (psiquis).  Se usa como equivalente de paranormal.


Cada autor, en el ámbito de la explicación que da a los hechos paranormales acuña términos nuevos.  Esta tendencia  tiene una justificación en  la variedad  con la cual se  manifiesta  el fenómeno paranormal.  En el ámbito  del único origen de los hechos PSI, atenderemos a la terminología más  usada.  PSI, es un término aceptado por todos los parapsicólogos para indicar genéricamente  todo fenómeno relativo a lo paranormal.  Es también un término que no implica necesariamente una explicación de los fenómenos.  Es un vocablo que no toma posición entre las dos corrientes que interpretan respectivamente los fenómenos paranormales como efecto de los dinamismos de la psiquis o de la manifestación extrínseca de leyes físicas desconocidas (tal es el caso de la escuela soviética).


El autor al considerar  en el  “factor de comunicación consciente”, lo esencial de todos los fenómenos paranormales, enmarca su propio  pensamiento, aunque llega, sin embargo, para explicar los hechos PSI-cinéticos (físicos), a establecer la hipótesis de una interacción  psicofísica.


La clasificación que distingue  entre fenómenos  cognoscitivos y fenómenos cinéticos, responde a la exigencia de enmarcar el modo diferente de colocación del fenómeno con respecto al espacio (telepatía y clarividencia), al tiempo (preconocimiento ) y a la acción  sobre la materia (psicocinesis).


Fenómenos cognoscitivos
Se refiere al  ser de los eventos, es decir a lo que acontece o acaba  de acontecer fuera del alcance de los sentidos. Es una manera de comunicar en el espacio a través  de las vías del inconsciente. Es importante subrayar que la comunicación acontece no conscientemente  y en presencia de determinadas condiciones  que se ilustrarán luego, y que la comunicación escapa, al menos por lo general a todo intento de instrumentalización y uso utilitario.


En el ser de los eventos, el fenómeno paranormal contempla dos modalidades de manifestación que ilustramos  a continuación: la telepatía y la clarividencia.
La telepatía se puede definir como conocimiento por vía paranormal, por parte de una persona (ser viviente), de un evento o estado mental relativo a otra persona.  Condición esencial para tener un hecho de telepatía pura es que dos personas no se hallen en el mismo lugar.


En el caso contrario se verifican fenómenos que no pueden calificarse seguramente como paranormales.  La vida de todos los días ofrece innumerables oportunidades para potenciar las facultades paranormales. Cualquier suceso o contacto con los demás seres puede constituir  una simpática ocasión para ejercitarse y ponerse a prueba.


El término clarividencia significa visión clara, y si bien no es totalmente exacto, se continúa usando a pesar  de todas las denominaciones alternativas que se han propuesto por distintos estudiosos del fenómeno. Clasificar los fenómenos de clarividencia no es algo fácil; las afinidades y diferencias a veces son solo aparentes. Como todos los hechos paranormales, estos se presentan a menudo en forma híbrida, unidos a fenómenos telepáticos o precognitivos.


Para dar una  distinción formal, la clarividencia se divide  en dos grupos  de fenómenos diferentes: conocimiento paranormal de objetos escondidos; conocimiento paranormal de objetos lejanos.


Notas de consulta de la profesora MAGNOLIA.  Parapsicóloga.  Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, contra envidia, mala suerte, estudio, trabajo y negocios.  Lectura del Tarot y las cartas del trabajo. Amplia gama de productos esotéricos de efecto verdadero. Atiende de lunes a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde, previa concertación de cita.  Barrio Santa Ana, de la iglesia de Santa Ana, media cuadra hacia abajo, casa # 2010.  Teléfonos: 2266-2262 / 8699-0842.