• |
  • |

La respuesta a uno de los misterios más persistentes del mundo puede estar oculto en las ruinas de un antiguo templo judío.

Bajo un histórico santuario islámico, enterrado bajo unos cimientos se encuentra un tesoro de gran importancia para las tres grandes religiones monoteístas.

Los expertos piensan que el Pozo de las Almas puede encontrarse en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén. Esta explanada puede albergar la anhelada Arca de la Alianza. Según los relatos bíblicos, este recipiente contiene las tablas originales con los Diez Mandamientos que Dios dio a Moisés en el Monte Sinaí.

El intrépido Indiana Jones En busca del Arca Perdida, encuentra el Arca de la Alianza en una sala llamada el Pozo de Almas, aunque en la versión hollywoodiense la situó en la antigua ciudad egipcia de Tanis.

El Pozo de Almas supuestamente se encuentra debajo de una cueva natural de roca que según la tradición judía fue donde Abraham se dispuso a sacrificar a su hijo Isaac. La tradición islámica indica que Mahoma ascendió al cielo desde esta misma piedra.

Nadie sabe con certeza absoluta si el pozo de almas o el Arca de la Alianza realmente existen. A pesar de que sea hueca la parte inferior de la Cúpula de la Roca nadie ha visto la supuesta cámara.

No hay evidencia arqueológica

Nunca se ha explorado la zona adecuadamente. La Explanada de las Mezquitas está llena de un total aproximado de 45 cuevas, túneles y cámaras. Exploradores británicos famosos del siglo XIX como Charles Wilson o Sir Charles Warren no pudieron refutar la existencia de una cámara hueca debajo de la cueva.

“Desde el siglo XIX no se ha permitido la entrada a occidentales a las cámaras subterráneas de la Explanada.” dijo Gibson investigador del W.F. “Me hubiera gustado disfrazarme de obrero e infiltrarme, pero no quise arriesgarme y crear un conflicto internacional.”

Tras la construcción del primer templo, las referencias históricas respecto al Arca de la Alianza empezaron a escasear. Su pista se perdió por completo durante la época del Rey Herodes, sobre el 40 antes de Cristo.

El arca posiblemente fue destruida durante la demolición del primer templo de Babilonia en el año 586 a.C. También podría haber sido destruida cuando las legiones romanas invadieron Jerusalén en el año 70 a.C.

Un superviviente inusual

Según los relatos bíblicos, el Arca fue construida de madera y recubierta con láminas de oro. Se llegó a un acuerdo general entre los expertos en el que en algún punto el arca se enterró en una cámara bajo la Explanada de las Mezquitas, tal vez en el Pozo de las Almas. Pero de haber sido así, es muy probable que el arca no haya sobrevivido a las condiciones desfavorables y de humedad.

“El arca probablemente se habría desintegrado. A menos que, por supuesto, tuviera propiedades sagradas. Pero un arqueólogo no puede hablar acerca de las propiedades sagradas de una caja de madera.”, según hipótesis de Gibson.

El misterio del Arca de la Alianza ha fascinado a los laicos, escritores y exploradores durante siglos. “Se han escrito innumerables relatos sobre el tema. Indiana Jones es simplemente uno más, aunque en formato de película. Pero desgraciadamente no poseemos información verídica del tema” dice el arqueólogo de la Universidad de Haifa, Ronny Reich.

Fuente: nationalgeographic.es