•  |
  •  |

El uso de las piedras es particularmente atractivo, fundamentalmente por su belleza, porque duran siempre y también por su gran poder. Conservan una fuerza innata que procede de unos estrechos vínculos con el elemento tierra; unen el mundo real con el mundo interior y aportan una energía estabilizadora a toda la magia en que participan.

Sin embargo, lo realmente impresionante es el tremendo poder que ejercen sobre la mente humana, que ha llevado a muchos a creer que son las piedras las que eligen a su dueño y no al revés.

Se ha especulado con frecuencia sobre la conveniencia de trabajar frecuentemente con piedras preciosas o semipreciosas, pero prevalece la teoría de que cada piedra tiene un poder único, y que la persona que la utiliza debe establecer su propia relación mágica con ella.

Esta comienza en el momento de elegirla; jamás tomes una piedra que te deje indiferente y recuerda que una piedra que te hayan regalado tiene un poder extra gracias al cariño que incorpora. La colección que te confecciones debe ser variada para que abarque el mayor tipo posible de magia.

Su purificación

Una vez escogida la piedra hay que proceder a su purificación; colócala en una fuente de agua fresca, mientras tanto dirige todos sus pensamientos hacia la piedra e imagina que el agua que está en contacto con ella va eliminando todas las experiencias pasadas que puede haber acumulado. Así habrás limpiado la piedra.

Lo último que debes hacer es dejarla expuesta al sol durante tres días para que sus rayos la calienten y despierten sus poderes.

Cuando tengas tu pequeña colección comenzarás a conocer la magia que acompaña a las piedras; coloca una en un vaso de agua toda la noche y a la mañana siguiente si bebes el agua, también tomarás parte de sus propiedades mágicas.

Si elaboras tus propias velas, puedes colocar piedras en la cera blanda, también puedes energizarlas.

Lo que nunca debes hacer es subestimar su poder por ser algo que incluimos en nuestra vida cotidiana sin darnos cuenta. El ejemplo más claro es el anillo de compromiso. Se trata de una piedra que regalamos para sellar el pacto de una relación que debe ser duradera y feliz.

El anillo ejerce un poderoso influjo sobre la persona que lo recibe; aunque no esté consciente de la magia que opera. Imagina, entonces, cómo aumentaría el poder si se hubiera hecho intencionadamente con una finalidad mágica.

 

Piedras más habituales

A continuación, algunas de la piedras más habituales y sus áreas de influencia. Recuerda que la magia radica en tu relación única e intransferible con cada piedra.

Aguamarina: Posee una energía clara, muy suave y fría que propicia la claridad mental después de haber sufrido una fuerte emoción. Su frialdad ayuda en los exámenes y entrevistas de trabajo.

Amatista: Acaba con el insomnio si duermes con ella bajo la almohada; protege de las pesadillas y atrae sueños proféticos. Se usa para la liberación de las adicciones, curación y como guía espiritual.

Calcita: De color amarillo y naranja; amplifica cualquier vibración que entre en contacto contigo.

Cuarzo cristal: Es la piedra más usada en los procesos mágicos. Durante la magia ayuda a unir la fuerza y el poder sobre el objeto elegido.

Fluorita: Es la piedra de los estudiantes porque ayuda a esforzarse en el estudio, y proporciona capacidad mental y retención.

Jaspe rojo: Es una piedra de amor, pasión y emociones intensas, ideal para la magia del amor; regálala al chico con el que sales para asegurar la pasión entre ambos.

Ojo de tigre: Aporta confianza a quien la lleva; regálala a un amigo que esté intentando liberarse.

Ópalo: Da buena suerte cuando es entregado con amor; contiene todo el espectro de colores.

Turquesa: Su influencia es poderosa, benéfica y protectora; es buena idea ofrecérsela a alguien que estrena casa o a un recién nacido.


* Notas de consulta de la profesora Magnolia. Parapsicóloga. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, trabajo, estudio, negocio, contra envidia y mala suerte. Lectura del tarot y las cartas del trabajo. Amplia gama de productos esotéricos de efecto verdadero. Atiende de lunes a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde, en el barrio Santa Ana, de la iglesia de Santa Ana, media cuadra a abajo, casa #2010. Teléfonos: 2266-2262

Celular: 8699-0842, Managua