•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las buenas sensaciones en el partido frente a El Salvador, el pasado sábado en Washington, han rearmado de confianza a Diego Costa para su debut en el Mundial, el viernes ante Holanda, ya resueltas las recaídas de la lesión y “a tope” para afrontar el gran desafío que supone jugar Brasil 2014.

La evolución del bíceps femoral, el músculo que le apartó de la penúltima jornada de Liga ante el Málaga, que le dejó fuera de combate al cuarto de hora en el Camp Nou de Barcelona, en la conquista del campeonato con el Atlético de Madrid, y que le apartó a los nueve minutos de la final de la Liga de Campeones frente al Real Madrid, han atraído la atención durante las últimas semanas, con su duda para el torneo como centro de la actualidad día tras día... hasta el pasado sábado, cuando reapareció en un encuentro.

Varias recaídas

“Necesitaba este partido para quitar las sensaciones, estas de las dos veces que había recaído de la lesión. Me encontraba muy bien, iba a los partidos... y recaía. Cada vez me encuentro mucho mejor, en todo, en ánimo, en ganas y en lo principal, la lesión. Estoy a tope”, anunció este martes en rueda de prensa en Curitiba (Brasil).

No había jugado un partido sin resentirse de esa lesión desde el pasado 4 de mayo, en la antepenúltima jornada de Liga frente al Levante en el estadio Ciudad de Valencia. Quedaban tres partidos oficiales desde ese momento para concluir el curso con su club. En uno fue baja; en los otros dos aguantó menos de un cuarto de hora.

Ahora, recuperado, está feliz de nuevo. Su sonrisa fue hoy recurrente. Intercambió alguna broma en la rueda de prensa con Sergio Busquets, el otro futbolista que compareció ante las decenas de medios de comunicación que cubren la concentración del equipo en las instalaciones de entrenamiento del Atlético Paranaense.

Necesitaba Diego Costa descanso para superar la microrrotura detectada en la cara posterior de su muslo derecho, la única forma de reponerse de una lesión que ha ocupado su mente las últimas semanas, incluso en busca del ‘milagro’ con un tratamiento complementario en Belgrado en la semana de la final de ‘Champions’.

Era una lesión relevante para un futbolista tan explosivo, que asocia su imparable desborde con la potencia de su zancada, la fuerza de su desplazamiento en velocidad y la inteligencia y verticalidad con la que se desmarca y ofrece múltiples opciones ofensivas.

Se siente especial

Además, su adaptación a la selección, con la que debutó el 5 de marzo de este año en el Vicente Calderón en un amistoso ante Italia (1-0), ha sido rápida. Se ha integrado a toda velocidad en un grupo que le ha recibido perfectamente, según reconoce él mismo. “La gente aquí me trata de una manera especial. Me encuentro muy cómodo. Ellos (los compañeros) para mí han sido impresionantes. Estoy viviendo un momento muy lindo “, dijo este martes.

 

5 de marzo debutó el brasileño Diego Costa con la selección de España en un amistoso contra Italia.

 

13 de junio es la fecha cuando España debuta en el Mundial de Brasil 2014. Su rival será Holanda, subcampeón del mundo.

 

27 goles en la Liga de España anotó Diego Costa con el Atlético de Madrid que se coronó campeón.

 

La adaptación de Diego Costa con España ha sido rápida. Debutó el pasado 5 de marzo con la Roja en un amistoso contra Italia.