•   Manaos, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El césped del Arena Amazonia de Manaus (noroeste), el estadio que acogerá el sábado el primer partido del grupo D en el que se enfrentarán Inglaterra e Italia, está en un estado deplorable, constató este martes un periodista de la AFP.

La hierba está muy seca, una de las dos áreas pequeñas está pelada y hay grandes manchas amarillentas sobre el piso.

Tampoco se han pintado aún las líneas del terreno de juego.

El resto del estadio parece que ya está operativo, aunque faltan algunos acabados, como algunos cables eléctricos en los vestuarios y en las paredes.

En el exterior, al tiempo que los operarios dan una última capa de asfalto en una de las vías de acceso al complejo, en uno de los rincones del recinto se acumulan pórticos de seguridad envueltos aún en su embalaje y, por lo tanto, que no han sido aún montados.

Construido especialmente para el Mundial 2014, el Arena Amazonia, con una capacidad de 46.000 plazas, fue tomado como ejemplo al ser uno de los primeros en ser acabados para la competición.