• Catarina, Masaya, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los familiares de Oscar Duarte, el nicaragüense del equipo costarricense, estaban este sábado con los nervios de punta sentados frente al televisor. Cada vez que el cronista deportivo de una televisora nacional mencionaba su nombre, la adrenalina corría por la sangre. De repente, “goooooooool”, los presentes saltaron de alegría, y hasta lágrimas recorrieron muchas mejillas.

Lo anterior fue lo vivido por los familiares de Oscar Duarte, quienes desde horas tempranas --tíos, tías, primos y primas-- buscaban su lugar en el porche de la humilde vivienda, de don Hércules Salomón Gaitán Canelo, situada de la rotonda de Catarina 200 metros al oeste.

“Estamos orgullosos porque mi nieto esté participando en el Mundial en Brasil. Acá nos reunimos una parte de la familia --porque es muy grande--, y vimos el juego, que puso orgullo cada vez que mencionan a Oscar, sobre todo no solo la familia, sino a nuestro país, que un nicaragüense nos represente en el Mundial”, dijo invadido por los nervios el señor Gaitán Canelo, abuelo paterno del joven futbolista.

Festejo total

Todos los familiares celebraron el gol de Oscar, y eran tantas las emociones, que las lágrimas cedieron, hubo abrazos, alegría y hasta un repelo que hacía hervir la piel. Algunos dijeron no tener palabras para expresar el gozo interno que sentían. Poco a poco los familiares llegaban a felicitar al abuelo paterno.

“Indudablemente él ha venido en ascenso, y eso quiere decir que va a llegar más allá, hasta donde Dios le ayude”, mencionó Gaitán Canelo.

El abuelo paterno aseguró que Oscar tiene proyectos para el municipio, y espera contar con la ayuda del presidente Daniel Ortega y de la primera dama Rosario Murillo para concretarlos, porque los únicos beneficiados serán los niños.

Los familiares no hallan la hora de que Oscar regrese, tras su participación en el Mundial, porque van a celebrar su cumpleaños, que por cierto ya pasó, junto a la familia.

Mensaje familiar

“Estamos orgullosos de él, y que con disciplina y con su humildad, su cariño, su timidez siga triunfando más, cada vez que se presente la oportunidad de estos juegos”, reiteró Gaitán Canelo.

Por su parte, Edwin Gaitán Muñoz, primo del futbolista, reiteró que él había prometido que en el primer partido iba a ejecutar un gol, y lo logró gracias a su disciplina, porque ha sido una buena persona con sus semejantes. “Ojalá Dios le dé fuerzas para que siga metiendo más goles en los dos partidos que hacen falta”, dijo.

Mientras que Oscar Gaitán, tío del joven, considera que es el fruto del esfuerzo de muchas personas, de instituciones y del país vecino; de los principios cristianos que tiene, porque siempre se ha encomendado a Dios. “Su mamá ha dado la vida por su hijo, y Costa Rica que le abrió las puertas para qué siguiera en el deporte que desde pequeño lo cautivó”.