•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Inglaterra y Uruguay se enfrentarán este jueves en Sao Paulo (1:00 pm) en un partido sin vuelta atrás para el derrotado ni garantías de clasificación para el ganador, con la expectación del estreno en el campeonato de la estrella Luis Suárez.

El delantero uruguayo del Liverpool, acostumbrado a castigar cada semana a las defensas de la Premier League, es la gran esperanza del técnico Óscar Tabárez para recomponer el rumbo y el ánimo del equipo.

Uruguay se llevó un inesperado rapapolvo en la primera jornada del Grupo “D” al caer 3-1 ante Costa Rica.

Sin tres puntos que se daban por seguros, la Selección campeona de América está obligada a derrotar en el estadio Arena Corinthians, a Inglaterra, también necesitada porque viene de perder en la primera fecha con Italia por 2-1.

Filtraron información

La tensión ha sobrevolado esta semana la concentración de Uruguay con Tabárez escondiendo sus planes todo lo que ha podido, molesto como está por algunas filtraciones de información del equipo.

El “maestro” ofrecería una rueda de prensa el miércoles, pero ya ha adelantado que no confirmará el once inicial, ni quiere comentar los cambios que se plantea para reactivar al equipo maltratado por la “Sele”.

La gran incógnita es quién sustituirá al lateral derecho Maxi Pereira, que está sancionado por su expulsión en la primera jornada.

Tabárez podría relevarlo por su teórico suplente, Jorge Fucile, o ingresar a Álvaro Pereira en el lateral izquierdo y mover de ahí a Martín Cáceres al derecho.

Los revulsivos en la media cancha podrían ser Nicolás Lodeiro y Álvaro González dejando en la banca a Christian Stuani y Walter Gargano.

Y en la ofensiva se espera la presencia de Suárez en la cancha por primera vez en el Mundial, relevando al veterano Diego Forlán.

Suárez, que formaría su temido tándem con Edinson Cavani, no ha jugado desde su operación de meniscos de la rodilla izquierda a finales del pasado mes, pero ya está entrenando de nuevo con el grupo.

Las flechas de Inglaterra

Inglaterra conoce muy bien a Suárez, que esta campaña fue el máximo anotador de la Premier League con 31 dianas, y cinco de sus compañeros del Liverpool están en Brasil a las órdenes de Roy Hodgson.

El técnico sopesa también si hacer modificaciones en el equipo que sorprendió a Italia con un nuevo y refrescante estilo.

Wayne Rooney salió de inicio con los jóvenes y descarados Raheem Sterling y Daniel Sturridge, que fueron un dolor de cabeza para la “azzurra”.

Hodgson podría desplegar de nuevo a sus flechas e incluso sumarles al también veloz centrocampista Alex Oxlade-Chamberlain, ya recuperado de su lesión de ligamentos.

Teniendo en cuenta el cansancio por el choque en la amazónica Manaos, la otra opción para el extécnico del Liverpool es retirar algún punta para equilibrar la lucha en el centro del campo con los batalladores uruguayos.

Con Hodgson tomando esa decisión, no puede descartarse que el relegado llegue a ser la figura Rooney, cuestionado por una parte de la prensa y sin anotar todavía en sus tres Mundiales.

El técnico ya cerró las puertas de la Selección a “intocables” como Ashley Cole y John Terry y ante Italia no introdujo en el campo a Frank Lampard.

 

62.601 ESPECTADORES es el aforo de la Arena Corinthians, de Sao Paulo, donde Inglaterra y Uruguay se enfrentarán esta tarde.