• Brasil |
  • |
  • |
  • Edición Web

El atacante argentino, Ezequiel Lavezzi, protagonizó una escena que sorprendió a los espectadores del partido Argentina-Nigeria al arrojarle un chorro de agua a su técnico Alejandro Sabella, quien estaba dando instrucciones al jugador.

"Lo vi demasiado nervioso, tenía que descomprimir un poquito", dijo sonriente Lavezzi. El jugador aseguró que la acción fue una broma que le hizo a Sabella.

"No creo que me llame la atención, está acostumbrado", declaró Lavezzi tras el partido.

Ezequiel Lavezzi entró en la cancha en el primer tiempo para sustituir a Sergio Agüero, quien enfrenta un "problema muscular", según explicó Sabella.

El partido

Argentina cerró la primera fase del Mundial de Brasil con tres victorias, tras imponerse hoy a Nigeria por 3-2 en partido disputado en el estadio Beira-Río de Porto Alegre.

El conjunto albiceleste pasa a octavos como primera del grupo F y se enfrentará el martes en Sao Paulo al segundo del E, aún por resolverse. Nigeria pasa como segunda.