• Brasil |
  • |
  • |
  • EFE

Un empate esta mañana (10:00 a.m.) en Recife, sin importar si el partido fue soso o intenso, bastará al mundillo del fútbol para afianzar sospechas sobre la comunión de intereses entre las selecciones de Estados Unidos y Alemania por una plaza en los octavos de final, mientras Portugal y Ghana juegan por un milagro.

260614 alemania

Los indicios surgen de aquí y allá, apoyados en asuntos históricos y hasta sentimentales, mientras los señalados se esquivan con argumentos de moral y ambición futbolística. Jürgen Klinsmann, seleccionador de Estados Unidos, se encontrará hoy en Recife con sus compatriotas y a quienes en buen número dirigió desde el banquillo del Mannschaft entre 2004 y 2006.

Una gran amistad

La amistad de Klinsmann con el seleccionador germano, Joachim Löw, que fue su ayudante en el Mundial 2006 en el banquillo de Alemania, echa más leña a las conjeturas que arden en la prensa. “Soy muy amigo con Jogi (Löw), pero él hace su trabajo y yo el mío”, explicó Klinsmann. “No es el momento para hacer llamadas amistosas, ahora es un asunto de negocios”.

En la misma línea se ha expresado Löw de su mentor: “Jürgen y yo hemos tenido una muy buena y cercana relación por mucho tiempo. Siempre hemos intercambiado ideas, aunque eso seguro cambiará antes de enfrentarnos en la Copa del Mundo”.

La historia

Nacido y criado en Alemania, pero de padre estadounidense, el mediocentro Jermaine Jones también debe encarar este dilema cuando enfrente a la selección de su país con la camiseta de Estados Unidos.

“Crecí en Alemania, mi madre es alemana, pero intentaré ganar y llevar a Estados Unidos a la siguiente fase”, ha dicho el jugador de 32 años, autor en el empate ante Portugal de uno de los mejores goles del Mundial.

A Klinsmann le han recordado que el 25 de junio de hace 32 años, en el Mundial de España 1982, Alemania y Austria protagonizaron “el partido de la vergüenza”, llamado así por el descarado amaño de un resultado que permitió clasificar a ambas selecciones europeas y dejar en la cuneta a Argelia, una de las sorpresas de ese torneo.

“Eso ocurrió hace décadas y es parte de la historia de Alemania, y no de Estados Unidos”, respondió Klinsmann. En el Grupo G, Alemania y Estados Unidos comparten la cima con cuatro puntos, mientras Ghana y Portugal cierran con uno.

Un ganador en ese encuentro renovará las esperanzas de ghaneses y portugueses, que a la vez necesitan una victoria por goleada para terminar de obrar el milagro de la clasificación.

¿Superará a Ronaldo?

Mucho interés en anotar tiene Miroslav Klose, quien la semana pasada igualó a Ronaldo Luiz Nazario de Lima en la cima de los goleadores con 15 perforaciones. Además, con 70 goles, es el máximo artillero de la selección alemana, cifra que alcanzó el pasado 7 de junio en el choque ante Armenia, donde superó los 68 de Gerd Müller. El ingreso en el once de Klose relegaría a Mario Götze al banquillo y desplazaría a Thomas Müller a la banda.

4 PUNTOS tienen Alemania y Estados Unidos en el Grupo G. Un empate les daría la clasificación a ambos a los octavos de final.