• Natal, Brasil |
  • |
  • |
  • AFP

En plena tormenta por el mordisco de Luis Suárez a Giorgio Chiellini el martes en la victoria uruguaya por 1-0 sobre Italia en el Mundial, los jugadores de la Celeste salieron en defensa de su compañero de equipo, al que consideran víctima de un trato injusto de la prensa.

Tres jugadores del plantel de Oscar Tabárez, el capitán Diego Lugano, Gastón Ramírez y Christian Stuani, comparecieron en conferencia de prensa este miércoles en el hotel del equipo en Natal y los tres fueron preguntados por Suárez.

Intrascendente

El más vehemente fue Lugano, que incluso llegó a enfadarse ante la pregunta de un periodista británico, antes de considerar que lo de Suárez había sido "un hecho intrascendente" y de afirmar que había intereses de ciertas personas e informardores en presentar a Suárez como un agresor y un violento.

"Estamos hablando de un hecho totalmente intrascendente. Hay otras jugadas que sí son violentas, un codazo en la nariz o ir contra la tibia del adversario, eso es violencia. Pero no sé si los periodistas quieren justicia o tienen algún tipo de batalla deportiva", afirmó.

"Me sorprende que un lance del juego intrascendente, que no tuvo consecuencias, tenga tanta repercusión", añadió.

Lugano tuvo que enfrentarse a más preguntas de la prensa internacional sobre Suárez y fue repitiendo su opinión, tanto en español como en portugués, un idioma en el que se defiende bien desde su etapa en el Sao Paulo (2003-2006).

"Fue una jugada totalmente aislada, un contacto físico, un intercambio entre dos rivales de altísimo nivel. Con cero riesgo, riesgo de nada, y se le está dando un dramatismo así. En esta Copa se han dado jugadas violentas, apuntando a la rodilla, codazos, y de eso no se habla. Es porque la figura de Luis vende, si lo hiciera yo no pasaba esto", estimó.

Por favor, no dramaticen

Gastón Ramírez y Christian Stuani comparecieron por su parte juntos en la conferencia en el hotel de Natal y las preguntas a ambos giraron más sobre el partido ante Italia y el próximo en octavos ante Colombia, pero al final apareció el nombre de Suárez. Y ambos coincidieron en pedir que no se exagerara lo ocurrido.

"Nosotros estamos bien, tranquilos. No hay que dramatizar. En otras situaciones del Mundial se ha hecho la vista gorda y no nos detendremos en este punto. Para otros rivales se miró para el costado, para nosotros nos quieren dramatizar. Es algo que se dio en la cancha y se termina ahí", indicó Ramírez.

Su compañero Stuani se manifestó a continuación en términos similares, estimando que el equipo prefiere centrarse en la preparación del duelo de octavos de final contra Colombia.

"Son jugadas del fútbol, pero nosotros estamos tranquilos. Sólo queremos pensar en el fútbol, en hacer una buena preparación para el partido ante Colombia. Queremos mantenernos un poco al margen", señaló el volante ofensivo del Espanyol.