• Rio de Janeiro |
  • |
  • |
  • AFP

La sorprendente Colombia, ganadora del grupo C con puntaje perfecto, buscará dar un salto en la historia el sábado en Río de Janeiro, cuando enfrente a un Uruguay herido en el alma, en duelo sudamericano por los octavos de final del Mundial Brasil-2014.

La cita será en el mítico Maracaná, un escenario donde la gloriosa celeste escribió en 1950 el mejor capítulo del fútbol charrúa y que ha significado para Brasil la humillación más grande en su rica historia deportiva.

Mientras Colombia en cinco presencias llega por segunda vez a unos octavos de final, 24 años después de la hazaña de Italia-1990, Uruguay exhibe en sus amplias vitrinas dos títulos mundiales (Uruguay-1930 y Brasil-1950) y tres cuartos puestos (Suiza-1954, México-1970 y Sudáfrica-2010) en 12 asistencias.

Pero el interesante partido, que será el choque entre dos escuelas que ven el fútbol desde orillas opuestas, se vio sacudido el jueves por un sismo que provocó la expulsión del torneo de uno de los mejores futbolistas de los últimos años y codiciado por los clubes más poderosos del mundo.

La FIFA le sacó tarjeta roja al astro uruguayo Luis Suárez al suspenderlo por nueve partidos oficiales por morder al defensor italiano Giorgio Chiellini, una severa sanción que incluye además cuatro meses de prohibición para desarrollar actividades vinculadas con el fútbol y una multa de 112,000 dólares.

Nada los detendrá

“El Pistolero” venía de una excelente temporada en el Liverpool, con el que fue el máximo artillero de la Premier League con 31 goles, y comenzaba a brillar en Brasil después de su extraordinaria presentación ante Inglaterra en el “grupo de la muerte”.

“A nosotros no nos detendrá nada. Seguiremos adelante con humildad, unión, compromiso, reconocimiento de los errores y con la cabeza siempre erguida”, advirtió el defensor Diego Lugano.

¿Qué Uruguay llega al Maracaná?

Esa es la pregunta que Colombia se hace.

¿El “Suarezgate” podrá provocar un efecto dominó en la moral del equipo? O por el contrario, como lo señala Lugano, ¿bastará con el espíritu indefinible de la garra charrúa para salir del duro momento y convertirse en una piedra en el zapato para los favoritos?

En el fútbol cualquier cosa puede pasar y se trata nada menos que del actual campeón de América.

Y eso lo entiende muy bien el técnico de Colombia, el argentino José Pékerman. “Enfrentaremos a uno de los grandes equipos de Sudamérica y del mundo”, reconoció don José.

“Uruguay siempre tiene una actuación importante en los mundiales, tiene historia, jugadores de mucha experiencia y que en cualquier circunstancia nunca van a aflojar o a relajarse”, remarcó.

Pékerman volverá a la misma formación que logró sendos triunfos ante Grecia (3-0) y Costa de Marfil (2-1), con el defensor Mario Yepes, los volantes Carlos “La Roca” Sánchez y James Rodríguez y el ariete “Teogol” Gutiérrez como columna vertebral.

“Uruguay tiene más experiencia y más historia que Colombia, es un rival muy complicado y lo debemos respetar como respetamos a nuestros rivales de grupo”, analizó el capitán Yepes.

El “maestro” juega al ajedrez

La abrupta salida de Suárez implica movimientos en el tablero de ajedrez del “maestro” Oscar Tabárez.

En principio mantendrá la misma zaga que utilizó ante Italia (1-0), con tres en el fondo comandados por el ahora capitán Diego Godín.

A la primera línea de volantes volvería Walter Gargano para acompañar en las tareas defensivas a Egidio Arévalo Ríos, una zona por donde transitará el “10” colombiano James Rodríguez.

“Sabemos lo que es Colombia y lo que pueden dar sus jugadores. Colombia junto a Chile son las selecciones que mejor espectáculo están dando en el Mundial”, reconoció Gargano.

Tabárez mantiene algunas dudas sobre el acompañante del “Matador” Edinson Cavani en el frente de ataque, y debatía con su cuerpo técnico si enviar al experimentado Diego Forlán o Christian Stuani.

9 PUNTOS hicieron los colombianos en la fase de grupos con tres triunfos.

6 lograron los uruguayos en la primera etapa al vencer a Inglaterra e Italia.