• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

etm@doble-play.com

Por favor, ayúdenme a levantarme del piso con mi cabeza severamente golpeada. ¿Qué es cierto frente al estallido de las consideraciones previas, convertidas en astillas en esta Copa del Mundo? Quizás, la redondez del planeta. Nada más.

Ya estamos en las etapas en que los alargues y las definiciones por tiros de penal agrandan el suspenso. Con todo lo que ha pasado, no sabemos hacia dónde vamos ni de dónde venimos. El “solo sé que no sé nada” de Socrátes, se actualiza, como danzando sobre el arcoíris de la incertidumbre.

¿Qué puede pasar en los octavos que inician hoy?

BRASIL-CHILE. Es natural inclinarse por el equipo auriverde con el incisivo Neymar, no por su historia y el hecho de ser local, sino por su agresividad constante y la solidez de su promocionada defensa, además muy flexible. Eso sí, se espera un juego cerrado dada la consistencia mostrada por Chile, también con proyecciones ofensivas y capacidad de agitación, pero menos efectivo resolviendo. Intrigas: ¿Volverá Oscar a ser tan útil como frente a Croacia?, ¿qué desequilibrante puede ser Alexis?

COLOMBIA-URUGUAY. Sin Luis Suárez, Uruguay pierde profundidad arremetiendo, en tanto Colombia, el equipo estimulado por el accionar del formidable James Rodríguez, ha impresionado, pese a no contar con Falcao. Sin embargo, me inclino por Uruguay, por el oficio y la autoridad de esa defensa jefeada por Godín y Lugano, su capacidad de contención, y sobre todo, por la resistencia en el centro. Intrigas: ¿Podrá Uruguay cerrarle el paso a James Rodríguez?, ¿está Forlan en capacidad de responder como aproximación de Suárez?

FRANCIA-NIGERIA. Hay claridad. Aunque el arquero Enyeama haga magia, el favoritismo francés con Benzema, Pogba y Giroud salta a la vista. Nigeria es un equipo rápido, pero necesita de mejores conexiones para ser realmente peligroso. Francia impactó en sus dos primeros juegos y se dosificó en el 0-0 con Ecuador, por no necesitar excederse en el esfuerzo. Intrigas: ¿Qué tanto se tambaleará la defensa africana frente a las arremetidas de Francia?, ¿cómo sujetar a este Benzema?

ALEMANIA-ARGELIA. Por favor, no retrocedamos hasta 1982 para recordar como Argelia, debutando en Copas, derrotó a aquella Alemania de Rummenigge, de Breitner, de Littbarski. Este es otro momento y otros equipos. La maquinaria no se ha enterado de la pérdida de Marco Reus. El poderío germano es inmenso con Müller, Götze, Kroos y Klose. Intrigas: ¿Qué puede ocurrírsele a Argelia para evitar el atropello frente a un equipo tan voraz?, ¿cuántos goles marcará Thomas Müller en su búsqueda de hacer estragos?

HOLANDA-MÉXICO. Sin titubear: el equipo naranja, que cuenta con jugadores tan desequilibrantes como Robben, Van Persie y Sneijder, debe vencer. No estoy subestimando a México, un equipo con entusiasmo, juego ordenado y crecimiento, capaz de fajarse, pero Holanda tiene ventajas en peso, estatura, alcance y punch. Intrigas: ¿Le bastará rezar a México?, ¿podrá Rafa Márquez conseguir un tanque de oxígeno para responder a las exigencias del partido?

COSTA RICA-GRECIA. Dos equipos que se suponía no estarían en octavos, se encontrarán en un duelo difícil de visualizar. Por el momento de inspiración, buen juego y atrevimiento que pasa Costa Rica, lo considero ligero favorito sobre un equipo que ha llegado a ser Campeón de Europa, pero con otro personal. Intrigas: ¿Será capaz esta desteñida Grecia de cortarle la luz a Costa Rica y apagarla?, ¿seguirá luciendo bien el nica Duarte como lo ha logrado hasta hoy?


ARGENTINA-SUIZA. Después de mostrar mejoría y con Messi suelto e incidente, no podemos pensar que Suiza hará sonar las campanas de lo sorprendente, pese al grado de dificultad que siempre presenta… Se espera el retorno del Kun Agüero y que el centro del campo gaucho mejore en su funcionalidad, hasta hoy cuestionada, igual que su defensa. Intrigas: ¿Cómo neutralizar a este Messi tan ansioso de brillar que vimos contra Nigeria?, ¿será Shaqiri un diablo imparable para la zaga argentina?


BÉLGICA-ESTADOS UNIDOS. No me atrevo a opinar. Esta puede ser la batalla más pareja y, por supuesto, impredecible de los octavos. Más allá del talento de Hazard y la seguridad del estupendo arquero Courtois, pienso que sobrevivirá Estados Unidos, que ha conseguido una buena conexión Bradley-Depmsey, y mucha penetración por la derecha con Johnson. Intrigas: ¿Estará disponible Altidore para regresar a la trinchera por Estados Unidos?, ¿alcanzará Bélgica un rendimiento superior al visto en la fase de grupos?

8 países de Latinoamérica están en octavos de final, 6 de Europa y 2 africanos.