• Montevideo, Uruguay |
  • |
  • |
  • AFP

Luis Suárez agradeció el sábado el "apoyo y cariño" que está recibiendo de los hinchas, luego de ser expulsado del Mundial Brasil-2014 por morder a un rival, e instó a alentar a Uruguay en el duelo ante Colombia, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

"Hola a todos, escribo este mensaje para dar las gracias a todas las muestras de apoyo y cariño que estoy recibiendo", señaló el 'Pistolero' en su cuenta de Twitter.

"Muchas gracias por estar a mi lado y quiero que todos hoy apoyemos a mis compañeros de selección para el partido contra Colombia", de octavos de final del Mundial, agregó.

En poco más de veinte minutos en las redes sociales, el mensaje recibió más de 70.000 "me gusta" y más de 10.000 comentarios reflejo de la fiebre que desató primero el mordisco del goleador al italiano Giorgio Chiellini y luego al conocerse la sanción de FIFA.

Suspendido

El delantero celeste fue suspendido por nueve partidos oficiales con su selección y con cuatro meses de prohibición de actividades relacionadas con el fútbol.

Además debió alejarse del plantel uruguayo, una de las medidas de FIFA más cuestionadas por los aficionados que consideran que el máximo rector del fútbol mundial trató como un "delincuente" a su ídolo.

Mientras estrellas del fútbol de todos los tiempos, como Diego Maradona y el uruguayo Enzo Francescoli, fustigaron la sanción de FIFA, el asunto tomó ribetes de Estado en Uruguay donde hasta el presidente, José Mujica, salió a criticar a la FIFA y a respaldar al jugador.

"No puede entenderse la forma, los procedimientos aplicados", indicó en su audición radial "Habla el presidente" eljueves.

Mujica, que acudió al aeropuerto a recibir al futbolista, remarcó que "por la forma que se transforma en un contenido peyorativo de desprecio, de aplastamiento, creo que va a ser inolvidable, quedará en la peor memoria de la historia del fútbol. Va a ser una eterna vergüenza de la memoria de los Mundiales", subrayó.

Fuera de Uruguay, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, consideró que se sancionó al delantero por su origen humilde.

"Es muy doloroso el castigo desproporcionado que tomó la FIFA contra Luis Suárez (...) No le perdonan a Uruguay que un hijo del pueblo haya eliminado a dos grandes del fútbol y entonces le inventaron todo un expediente", dijo Maduro durante un acto público transmitido por la televisión estatal.

Apoyo incondicional

Desde su llegada a Montevideo, el goleador de este año en la Premier League, se recluyó en la casa de su madre ubicada en Canelones (sur) y sólo tomó contacto con el público al salir a saludar con sus hijos en brazos a los hinchas al balcón de su vivienda.

Con el paso de las horas, la furia de los aficionados locales por la sanción dio paso a campañas para apoyar a la Celeste en el partido de este sábado ante los Cafeteros saliendo a la calle con máscaras de Suárez.

Con el hasthag #FIFAMafia miles de usuarios de twitter reprocharon la decisión a FIFA y en el centro de Montevideo unas doscientas personas se juntaron al grito de "FIFA corruptos" con camisetas y banderas de Uruguay y máscaras del jugador.

En tanto, las autoridades de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) anunciaron el jueves que apelarán la sanción impuesta por FIFA y el dirigente y abogado Alejandro Balbi viajó a Barcelona enviado por Suárez para preparar la defensa junto a los abogados personales del jugador.

Con Suárez en la cabeza, Uruguay volverá este tarde al estadio Maracaná de Río de Janeiro, escenario donde en 1950 se coronó campeón del mundo ante Brasil, para enfrentar a Colombia por un lugar en los cuartos de final de la Copa.