• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El nicaragüense Oscar Duarte, quien brilló en los cuatro primeros partidos de Costa Rica en la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014, está más que ansioso por reunirse con sus familiares en el país.

Y es tanta su pasión por esta tierra que lo vio nacer, que Duarte estará hoy en Nicaragua para celebrar con sus amigos y familiares, su participación en el Mundial, en donde Costa Rica sorprendió avanzando hasta los cuartos de final.

Duarte no jugó ese último partido con los ticos ante Holanda, debido a acumulación de tarjetas amarillas, pero su labor fue espléndida a lo largo del torneo. Y en medio de la emoción que aún atrapa a Nicaragua por el máximo evento deportivo, hoy seguramente tendrá una agenda apretada en su vuelta al país después de cumplir en Brasil.

La llegada de Duarte a Managua está programada para hoy a eso de las 3:00 p.m. La empresa Movistar lo presentará a los medios en una rueda de prensa y luego será homenajeado en su natal Catarina, en Masaya, de donde emigró a Costa Rica, con sus padres, quienes iban en busca de mejores oportunidades de vida.

Brillo cegador

Actualmente, Duarte juega con el equipo Brujas de Bélgica, uno de los más populares de ese país. Antes, lo hizo con el Saprissa, también equipo popular en el vecino país del sur.

Pero su máximo brillo llegó con la Selección Nacional de Costa Rica, en su primer Mundial, que lo convierte en el primer atleta nacido en Nicaragua, que anota en una Copa Mundial de Futbol.

Duarte jugó la primera ronda del Mundial, enfrentando a Uruguay, Italia e Inglaterra, avanzando como líderes del Grupo D, el llamado “Grupo de la Muerte”. En octavos de final, Duarte recibió una segunda tarjeta amarilla ante Grecia, por lo que no pudo jugar el siguiente partido ante Holanda, que Costa Rica perdió en ronda de penales.

Ciertamente, los ticos hicieron una gran labor en este Mundial. Fueron la gran sorpresa del torneo, y entre esa aguerrida tropa dirigida por el colombiano Jorge Luis Pinto, la imagen del nica Duarte se erigió con mucha fortaleza.