• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

El defensor de la selección costarricense, Óscar Duarte agradeció este jueves la oportunidad que le dio Costa Rica para formarse como futbolista y cumplir su sueño de participar en un Mundial, meter un gol y estar entre los mejores de la FIFA.

"Me abrieron las puertas allá (en Costa Rica) para lograr un sueño que tenía desde niño: jugar en un Mundial, por ahí anotar un gol y tener el reconocimiento de la FIFA de estar entre los mejores jugadores", dijo Duarte, en una rueda de prensa en Managua.

"Tengo que agradecerle mucho, a mucha gente allá que me ayudó", expresó con humildad el jugador, que llegó a su país de origen para pasar unos días junto a su familia, en su ciudad natal Catarina (sur), donde era esperado como un ídolo por sus parientes y la población.

En el Mundial

Duarte, de 24 años, anotó el segundo gol del primer partido que Costa Rica disputó con Uruguay, convirtiéndose en el primer futbolista de origen nicaragüense en jugar en un Mundial.

"Sabía que mi familia y mucha gente (en Nicaragua) estaba viendo los partidos y eso a uno lo llena mucho", declaró.

Duarte, quien emigró a Costa Rica cuando era pequeño junto con su familia en busca de oportunidades, dijo que siempre lleva a Nicaragua en "un pedacito de su corazón".

Nicaragua "para mi es algo muy importante, porque tengo a toda mi familia aquí" y "siempre, donde esté voy a tener ese pedacito (de mi tierra) en mi corazón", manifestó.

Fútbol nica

El jugador dijo que le gustaría que el fútbol nicaragüense se desarrollara más para que otros jóvenes como él, tengan oportunidad de jugar, que "es una forma de alejarse de muchos vicios".

"Hay muchas cosas que lo pueden desviar a uno y siento que el deporte tal vez lo ayuda a uno a seguir un camino sano, correcto", subrayó el nuevo ídolo deportivo de los nicaragüenses.