•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Se suceden los resúmenes en la televisión y la cuestión es recurrente y placentera para los aficionados al final de cada Mundial ¿Cuál es el gol más bonito del torneo?

En Brasil 2014 las preferencias --antes de la final Alemania-Argentina-- varían entre los marcados por James Rodríguez, Cahill, Kroos, Van Persie y Messi.

Cahill, el preferido de Ronaldo



"Es el gol más bello del Mundial y va a entrar en la historia de los mejores de la Copa del Mundo" ¿Quién afirma esto? Nada más y nada menos que Ronaldo 'O Fenomeno', que en Brasil-2014 perdió su récord de máximo goleador de la historia de la Copa del Mundo (15 tantos), superado por el alemán Miroslav Klose, que ha alcanzado los 16. ¿Y de qué gol habla? De una maravillosa volea con la izquierda del 'inoxidable' australiano Tim Cahill, ante la que nada pudo hacer el portero holandés Jasper Cillessen.

James Rodríguez, espectáculo colombiano



El balón vuela en la frontal del área de Uruguay y lo amortigua James Rodríguez con el pecho antes de enganchar una espectacular volea a la escuadra de la portería defendida por Fernando Muslera, encarrilando así el pase de su equipo a los cuartos de final. El futbolista del Mónaco, la gran revelación del torneo brasileño, ya había dejado otra 'perla' en la fase de grupos ante Japón, cuando con tres toques fue capaz de tumbar a un defensa y picar el balón con suavidad por encima del portero Eiji Kawashima.

Messi, la pegada de Argentina



Otro de los goles que no faltan en las clasificaciones fue el que logró Lionel Messi en el tiempo de descuento del choque ante Irán de la primera fase, que llevó a la Albiceleste a los octavos de final. La 'Pulga' se hizo con el esférico y golpeó de zurda y con efecto desde fuera del área para llevar la locura al país sudamericano... Los 40 millones de habitantes estallaron ante la nueva gesta del genio, que marcó cuatro goles en los tres partidos del grupo en Brasil-2014. "Argentina es un equipo ordinario pero tiene un jugador extraordinario", sentenció Marc Wilmots, el seleccionador belga.

Van Persie, la cabeza en las estrellas



Holanda comenzó su remontada ante España (5-1), en lo que fue una pequeña revancha de la final de Sudáfrica-2010, con un vuelo sin motor de su estrella Robin van Persie. Daley Blind centró desde la izquierda, casi desde el centro del campo, y el delantero del Manchester United se tiró en plancha para rematar de cabeza y batir a Iker Casillas. El fotogénico gesto de Van Persie se convirtió en un fenómeno en Holanda. Bajo la etiqueta 'Persieng' sus compatriotas colgaron en Twitter imitaciones del remate en cualquier situación, destacando la orgullosa 'versión' que hizo su abuelo de 93 años, tumbado en la alfombra del salón de su casa.

Kroos culminó el fútbol total



En su 50º aniversario con Alemania Toni Kroos dejó un doblete ante Brasil en el histórico 7-1 de las semifinales del torneo. En el primero llegó con la serenidad y la elegancia que le caracteriza para enganchar con el exterior del pie izquierdo un tiro imparable ante una Seleçao que se despeñaba hacia la tragedia. El segundo fue un 'tuya-mía' con Sami Khedira que reflejó a la perfección el 'fútbol total' con el que Alemania destrozó a la Seleçao. "Tiene una mano en el pie", dijo el seleccionador germano Joachim Löw acerca de la sensibilidad con la que golpea el cerebro de su equipo.