•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Varios minutos antes del partido que coronaría al campeón del mundo entre Argentina y Alemania, el Estadio Virtual de Claro en Galerías Santo Domingo ya estaba convertido en una fiesta.

Con música en vivo, premios a quienes participaban en múltiples actividades y bailarinas de samba, los asistentes al evento para presenciar la final del Mundial cantaron, bailaron y disfrutaron del ambiente.

La mayoría de los fanáticos apoyaban a Argentina, por lo que en el estadio destacaban los colores blanco y celeste y cuando se convirtió el primer gol de Higuaín, que fue anulado por estar fuera de juego, los gritos de alegría se llegaron a escuchar fuera de la carpa hasta que fueron callados por la decisión del árbitro.

Pese a la superioridad en número de los fanáticos de la albiceleste, una vez terminado el partido el estadio se transformó en un espacio de celebración. La música comenzó a sonar y los aficionados de Alemania no pararon de bailar y mostrar sus camisetas y banderas.

Aunque algunos seguidores de Argentina fueron los primeros en retirarse tras el pitazo final, otros optaron por quedarse y pasar la tristeza en la fiesta mundialista, donde muchos aficionados vestidos de rojo, amarillo y negro recién empezaban la celebración por la cuarta Copa de Alemania.

El Estadio Virtual de Claro, que tenía una instalación de varias pantallas de televisión, animación y servicio de bebidas y comida, fue montado para todos los partidos de la semifinal del Mundial de Brasil 2014, el encuentro por el tercer lugar y la final. Para este último se ofrecieron descuentos de un 30% del precio de las entradas para quienes pagaban con su tarjeta de Banpro.