Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Los contralores decidieron extender hasta las oficinas de la Policía Nacional, la auditoría que aprobaron para indagar sobre los accidentes “fantasmas” y el pago irregular de siniestros en inmuebles por parte del Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros, Iniser.

El contralor Guillermo Argüello Poessy informó que las credenciales elaboradas para realizar la auditoría en el Iniser, serán presentadas en la Policía Nacional para conocer con documentación en mano y evidencias claras, los pormenores de cada una de las seis colisiones conocidas de manera oficial, y los otros casos que no fueron incluidos en la auditoría interna de la aseguradora estatal, pero que fueron denunciados por END.

“La credencial va a comprender no solamente al Iniser, sino, además, a la Policía Nacional, para ver si encontramos quiénes son los miembros de esa red que dicen ha venido estafando al Iniser”, dijo Argüello Poessy.

La red involucra a empleados del Iniser, a agentes de Tránsito de la Policía Nacional y a terceras personas. El informe sobre accidentes “fantasmas” enviado a la CGR, revela que al menos tres funcionarios del Iniser forman parte de la red que ha estado estafándolos.

El colegiado recordó que “muy pocas veces” han auditado a la entidad del orden público, “pero por la naturaleza de los hechos denunciados, es importante profundizar sobre el asunto”.

Además de los accidentes “fantasmas”, la Contraloría General de la República también investiga el pago indebido de 750 mil córdobas por pillaje en un centro comercial de Puerto Cabezas, a una persona que no tenía vigente su póliza de seguro, y para lo cual se utilizó un reporte policial con enormes deficiencias.

La auditoría interna del Iniser señala que el pago de estos 750 mil córdobas lo autorizó el presidente ejecutivo de la aseguradora estatal, Eduardo Halleslevens, quien fue el que pidió al ente fiscalizador que aprobara una auditoría por el caso de los accidentes “fantasmas”, pero al verse involucrado en el pago de la póliza de Puerto Cabezas, le restó mérito al informe de su auditor interno, René Jarquín.

El pago del seguro del negocio conocido como “El Baratón No 1” fue basado en el informe que rindió el ex jefe de la Policía de Puerto Cabezas y hoy comisionado en retiro Francisco Gaitán, con fecha del 22 de octubre de 2007, el cual fue elaborado con declaraciones de testigos del supuesto pillaje en ese establecimiento, que fueron entrevistados hasta casi un mes después de los hechos.

Investigación sin límites

Argüello Poessy señaló que aunque una de las entidades a auditarse es la Policía Nacional, los alcances de la investigación no tendrán ninguna variante, porque se trata de una entidad que recibe recursos públicos, los cuales por ley son auditables.

“No tenemos por qué tener limitaciones en este caso, y no creo que la Policía nos vaya a poner algún obstáculo para que se sepa y se averigüe la verdad, es más, sabemos que podemos contar con ellos para esto”, dijo el colegiado.

Señaló que en el caso del pago de la póliza en Puerto Cabezas, “la peor irregularidad” que reporta la auditoría interna es que el asegurado no estaba al día con las cuotas, y que se hizo el desembolso en base a un informe policial con muchas deficiencias.

“Precisamente la auditoría que hemos ordenado requiere no sólo hacer trabajo de campo en el Iniser, sino también en la Policía Nacional, para ver quiénes fueron los involucrados en este asunto y determinar cuánta legalidad o ilegalidad tiene esto”, dijo Argüello Poessy.

El colegiado señaló que aunque después el titular de Iniser quiso descalificar el informe de auditoría de René Jarquín, “nosotros ya habíamos aprobado la auditoría, y ahora vamos con todo a ver qué fue lo que pasó, tanto en los accidentes o supuestos accidentes, como en el pago de la póliza de Puerto Cabezas”.

La Policía ha extendido su investigación sobre los choques “fantasmas” a todos los jefes de Tránsito del país, a solicitud de las autoridades del Iniser, y se le dio de baja deshonrosa al capitán Gerardo José López por irregularidades en las resoluciones de Tránsito emitidas en el Distrito Tres de Managua, cuando se desempeñaba como jefe de Tránsito en esa delegación policial.

Ayer intentamos hablar del tema con la nueva jefa de Relaciones Públicas de la Policía, comisionada mayor Vilma Reyes, pero no fue posible localizarla, pues continúa atendiendo el proceso de entrega de su antecesor, el comisionado mayor en retiro Alonso Sevilla.