•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La ciudad caribeña de Bilwi tuvo una Semana Santa agitada y trágica desde la  madrugada del miércoles, cuando el joven Cedan Antonio Nelson Molina, de 19 años,  murió tras ser baleado por el ciudadano Oscar Danilo Pérez Rodríguez, en un  incidente aún confuso.

Inicialmente la jueza local de lo penal de Bilwi, Nancy Rossman, esposa de Pérez, declaró que su marido había disparado cuando una pandilla intentaba asaltar su vivienda mientras que el dirigente comunitario del barrio El Cocal, Wilfredo Davis, señaló que Nelson no era ningún delincuente y que el incidente  comenzó cuando el fallecido llegó con unos amigos a comprar licor a una pulpería  y fueron agredidos por jóvenes del barrio Aeropuerto, por lo que se trenzaron en  una guerra de pedradas, una de las cuales fue a parar a la casa de la jueza  Rossman, de donde salió Pérez realizando los disparos.

Esa misma noche, amigos enardecidos de Cedan Nelson, llegaron a la casa de la familia Pérez Rossman y dañaron dos vehículos por lo que llegó la policía y los dispersó con gases lacrimógenos.

Sin embargo, a eso de las 11:00 de la mañana del mismo día, regresaron los jóvenes del barrio El Cocal y lanzaron cocteles molotov incendiando la casa de la judicial en represalia por la muerte de Nelson.

La jueza Rossman se quejó diciendo que la Policía la había abandonado a su suerte mientras que un parte policial refiere que los atacantes distrajeron a los custodios de la vivienda mientras otros lanzaban por detrás las bombas incendiarias.
 
Comienzan disturbios
Grupos de ciudadanos, especialmente jóvenes miskitos del barrio El Cocal donde residía Cedan Nelson, se movilizaron hacia el balneario de La Bocana a presionar a los dueños de chinamos que cerraran sus negocios de bebidas y comidas, y apagaran la música por el luto y se manifestaron para reclamar justicia por la  muerte de Nelson.

Los comerciantes cerraron por temor, aunque en otros centros de veraneo de Bilwi se mantenía normal la asistencia de veraneantes por el resguardo policial.   


Algunos comerciantes y veraneantes se quejaron diciendo que los jóvenes de El Cocal, armados de machetes, realizaron saqueos y amenazaron con linchar a todos los “españoles”.


El sepelio de Nelson se realizó el sábado y la jefatura policial de la RAAN anunció que tuvieron que utilizar fuerzas antimotines para dispersar a grupos de manifestantes que pretendían incendiar las casas de parientes cercanos de la jueza Nancy Rossman, quien está resguardada junto con su familia por las autoridades.


También anunciaron que tuvieron que citar a los dirigentes de Yatama, Eckland  James  y Roberto Wilson, para que calmaran los ánimos de las personas que estaban provocando disturbios y a unos 60 jóvenes que estaban realizando actos vandálicos.

Algunos directivos policiales de la RAAN pidieron a la población de El Cocal que se calmaran y explicaron que el homicidio en el que perdió la vida Cedan Nelson se ventilará en la vía judicial.


Los habitantes de El Cocal han expresado su temor de que el crimen quede impune por el vínculo familiar de Oscar Danilo Pérez, el supuesto homicida, con la jueza Nancy Rossman.


Diversas personalidades costeñas han pedido mesura y prudencia a los líderes políticos para que “no echen leña al fuego” aprovechando este hecho trágico para promover el odio inter-étnico. También exhortaron a las iglesias para que ayudaran a calmar a las personas que han protagonizado disturbios.


Finalmente, los periodistas y dueños de emisoras de radio y canales locales de  televisión de Bilwi decidieron autocensurarse sobre este hecho para evitar generar mayor confrontación y por temor a represalias de los grupos que andaban realizando actos vandálicos y amenazando con quemar casas y negocios.