•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unas 600 hectáreas de bosques resultaron dañadas por unos 5 incendios que ocurrieron durante Semana Santa, informó hoy el viceministro nicaragüense de Recursos Naturales y del Ambiente (MARENA), Roberto Araquistain.

El alto cargo dijo a periodistas que uno de los fuegos más grandes fue en el área protegida de Wabul, que dejó 347 hectáreas de bosque joven dañadas y que fue provocado por mano criminal.

La fuente oficial añadió que cuatro incendios más afectaron otras 250 hectáreas de bosques en diversos puntos geográficos del país.

Araquistain señaló que durante la Semana Santa del año pasado, que fue en marzo, hubo sólo tres incendios forestales aunque no precisó el número de hectáreas dañadas.

El funcionario se mostró preocupado porque en Nicaragua no ha sido posible erradicar la práctica de la quema de árboles como herramienta agropecuaria.

Manifestó que para erradicar esta práctica hay que realizar "un trabajo largo y tendido" para reducir los puntos de calor, que durante esta Semana Santa fueron de 513, en contraste con 130 en el mismo período en 2010.