Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Dos días después de que la jefatura nacional de la Policía fue sacudida con el retiro inesperado de siete comisionados mayores, ayer, varios de igual jerarquía y simplemente comisionados comenzaron a alistar maletas para pasar a ocupar nuevos cargos.

Los cambios significaron rotación de jefes de Policía en ocho de las 16 cabeceras departamentales y en el 50 por ciento de las delegaciones policiales de Managua.

Entre los jefes policiales que comenzaron a retirar sus cosas personales de los despachos que ocupaban hasta ayer están el comisionado Luis Barrantes Jiménez, quien fue nombrado Segundo Jefe de la Policía en Managua.

Barrantes sustituirá en el cargo al comisionado Adolfo Marenco, y se encargará de atender la recién creada área de prevención del delito. El cargo del comisionado Barrantes --quien hasta ayer era el jefe de la Estación Cuatro de Policía-- sería asumido por la comisionada Fátima Flores.

Otro jefe policial que fue ascendido de cargo fue el comisionado Horacio Sobalvarro, quien deja la jefatura policial de Ciudad Sandino, para asumir la Dirección de Armas y Explosivos.

Como nuevo jefe del Laboratorio Central de Criminalística fue nombrado el comisionado mayor Leonardo Vanegas, quien era el jefe de la Dirección Antidrogas.

En su lugar fue nombrado el anterior segundo jefe de esa dirección, comisionado mayor Esteban Guido, mientras que la Dirección de Asuntos Internos pasó a ser dirigida por el comisionado mayor Guillermo José Cantarero, quien a su vez reemplaza a la comisionada mayor Vilma Reyes Sandoval, ahora vocera de la institución policial.

Como jefe de la División de Supervisión y Control fue nombrado el comisionado mayor Oscar Danilo Hernández, y la jefatura de Tránsito Nacional fue asumida por el comisionado mayor Pedro Denis Morales.

La dirección de Secretaría Ejecutiva recayó en comisionado mayor Francisco Aguilera, y como nuevo jefe del destacamento policial encargado de resguardar el aeropuerto internacional de Managua, fue nombrado el comisionado mayor Denis Pérez, quien se venía desempeñándose como jefe de la Dirección de Seguridad Personal.

El nuevo jefe de la División de Finanzas de la Policía es el comisionado Oscar Javier Palacios, según los anuncios hechos ayer la por la jefatura nacional.


Cambios en los departamentos
Como parte de la rotación de mandos policiales fue nombrado como nuevo jefe de la Policía en Estelí el comisionado mayor Otilio Duarte Herrera, quien era el jefe de la Secretaría Ejecutiva.

En Chinandega también estrenarán jefe policial, porque al frente de esa plaza estará el comisionado mayor Marvin Castro Orozco, quien fungía como jefe de la Policía en Estelí.

El comisionado mayor Ramón Avellán pasó de la Dirección de Tránsito Nacional a jefe de la Policía en Granada, y el comisionado Rodolfo Morales asumirá la delegación policial en Jinotepe, Carazo.

El comisionado Julio José Rugama, quien era el segundo jefe de la Policía en Ciudad Sandino, ahora será el jefe de la Policía en la Delegación de Madriz.

José Magdiel Pérez Solís asume la delegación policial de San Carlos, Río San Juan. Javier Antonio Carrillo, quien era el jefe del Laboratorio Central de Criminalística, fue nombrado jefe de la Policía en Juigalpa, Chontales, y en la Delegación del Triángulo Minero, fue nombrado el comisionado Rodolfo Morales.

En las delegaciones distritales y municipales del departamento de Managua, también hubo cambios. En Ciudad Sandino, el nuevo jefe es el comisionado César Augusto Díaz, y en Tipitapa asumió el mando policial la comisionada María Auxiliadora Ferrufino.

La comisionada Ferrufino sustituye al comisionado Manuel García, cuyo nuevo destino no fue anunciado, al igual que el del comisionado Fernando Borge, quien deja la jefatura del Distrito Seis (La Subasta).

Hasta antes del mediodía se daba como un hecho que la comisionada Erlinda Castillo dejaba la jefatura del Distrito Cinco de Policía, y que sería nombrado en su puesto el comisionado Erick Brenes, pero a última hora este cambio fue cancelado.

Brenes, antiguo jefe de Investigaciones Criminales o Auxilio Judicial de Chinandega, ha venido desempeñándose como oficial de enlace entre la Policía y el cuerpo diplomático.