•   Corresponsal END / San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

El periplo por diversos medios de comunicación del que será nuevo ministro de seguridad costarricense, Mario Zamora, ha sido un enorme contraste, debido al lenguaje utilizado por su antecesor, José María Tijerino, a quien los ticos han empezado a criticar por sus expresiones militaristas.

El lenguaje de Zamora, con tono afable, humildad, aplomo y certeza de lo que quiere realizar en materia de seguridad, es la antítesis al usado por el saliente ministro, quien tuvo varios desaciertos en su gestión, pero además, críticas fuertes contra el gobierno de Daniel Ortega, en pleno diferendo fronterizo.

En sus primeras declaraciones sobre este problema, el aún viceministro de Gobernación promete usar un lenguaje moderado que no sea utilizado por Nicaragua para ganar réditos en la presente contienda electoral.

“Seremos firmes en lo que es la defensa territorial de la República. Sentimos que el país ya tiene una primera victoria en el proceso de La Haya”, respondió a los lectores del diario La Nación en un video chat.

Una de sus metas, una vez que asuma el cargo el primero de mayo, será aplicar alta tecnología en la función policial, prevención del delito, disminución del incremento de la criminalidad, lucha contra las bandas y hasta detección de extranjeros con causas penales dentro y fuera del país.

“Un primer objetivo es reducir el aumento. No es solo el número de delitos, es también atacar la violencia en la comisión de delitos”, declaró.

Sobre los extranjeros con antecedentes delictivos en sus países de origen, Zamora dijo que focalizará la detección de personas que tienen antecedentes penales en sus países de origen.

“Recordemos que el gran problema de la criminalidad extranjera no es que aumenta los niveles de delincuencia que ya tenemos, sino que incorpora a nuestro escenario nacional nuevos patrones, nuevas formas de comisión delictiva, y de ahí el gran peligro que la criminalidad extranjera encierra”, acotó.

Como ex director de Migración y conocedor de la realidad migratoria de su país, aseguró que no se debe estigmatizar a toda la población extranjera, porque ha venido a Costa Rica a contribuir al desarrollo económico.