•  |
  •  |

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, pidió al Estado de Nicaragua informe sobre las acciones emprendidas con el fin de asegurar la vida e integridad de los miembros del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, dadas las recientes agresiones sufridas, incluso en la marcha ciudadana del 2 de abril, a manos de la Policía Nacional.

La solicitud se conoció a través de una comunicación firmada por el secretario ejecutivo de la CIDH, Santiago Cantón, cuya petición al Estado de Nicaragua se realizó el 4 de abril, y dieron 20 días para que esta sea contestada.

De ser ignorada, la falta de un mensaje implicaría una abierta violación a compromisos internacionales, y el caso podría llevarse en un informe a presentarse a la próxima asamblea general de la Organización de Estados Americanos, OEA, que se realizará en El Salvador el 5 de junio.

“En vista de la información recibida, corresponde solicitar al Gobierno de Su Excelencia informar sobre las acciones emprendidas, con el fin de asegurar la vida e integridad de los beneficiarios de las medidas cautelares en el ejercicio de sus labores, como defensores de los derechos humanos. Adicionalmente solicito a Su Excelencia tenga a bien informar sobre la fecha prevista para celebrar una reunión de concertación de las medidas cautelares con los beneficiarios, dentro del plazo de 20 días contados a partir de la fecha de transmisión de la presente comunicación”, señala la misiva.

La doctora Vilma Núñez, Presidenta del Cenidh, indicó que tras las amenazas y agresiones de organizaciones vinculadas al partido de gobierno, a pesar de la solicitud de la CIDH, fue iniciativa de la primera comisionada, Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, la presencia de dos agentes frente a la sede de esa organización.