•  |
  •  |
  • END

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja solicitó al Ministerio de Gobernación intervenir en la crisis que atraviesa la Cruz Roja Nicaragüense, tomando en cuenta que no existen condiciones para celebrar elecciones, y que sólo cambiando toda la dirigencia podrá ser posible la reconstrucción de la misma.

La solicitud fue hecha a través de una misiva dirigida al director del Departamento de Registro y Control de Asociaciones, Gustavo Adolfo Sirias, en la que ponen en conocimiento los planteamientos oficiales sobre la “crítica afectación de la integridad” institucional de la Cruz Roja Nicaragüense y sobre la alternativa de solución a la misma.

La carta fue enviada el pasado 22 de febrero. En la misma se refieren a una comunicación que le fue dirigida el año pasado a la presidenta de la Cruz Roja Nicaragüense, Esperanza Bermúdez de Morales y a los miembros del Consejo Nacional, por la Comisión de Alto Nivel conformada por autoridades del Movimiento Internacional de la Cruz Roja, en la que les recomiendan --sin excepción-- que desistan en su empeño de proponerse como candidatos a integrar los órganos directivos de la Cruz Roja, y como consecuencia de esto descartar la posibilidad de que ellos continúen dirigiendo la Sociedad Nacional.

Han ahondado crisis

“Lo anterior, teniendo en cuenta que bajo su mandato no sólo se ha producido la crisis públicamente conocida, sino que se ha ahondado, llevando a la Sociedad Nacional a actuar por fuera de los principios fundamentales y de las normas estatuarias nacionales e internacionales, sin demostrar capacidad ni voluntad institucional efectiva para resolverla”, se lee en la carta.

“Por las razones mencionadas, la Federación y el CICR no tenemos otra opción que insistir en los alcances de los planteamientos formulados por la Comisión de Alto Nivel, y proponer respetuosamente a las autoridades del Gobierno Nicaragüense, que éstas sean tenidas en cuenta al momento de pronunciarse en segunda instancia, en el marco del procedimiento administrativo que actualmente adelanta el Ministerio de Gobernación”, dice el siguiente párrafo.

En la parte medular de la misiva, la Federación es categórica: “Creemos firmemente que ante la grave situación y con el Consejo Nacional actual, no existen las condiciones para llevar a cabo un proceso electoral que garantice una solución institucional eficaz y duradera. Sólo una renovación completa de la dirigencia de la Sociedad Nacional, con nuevos líderes de comprobada reputación y trayectoria en el campo de servicio humanitario, podrá ser posible la reconstrucción de la Cruz Roja Nicaragüense”.

Piden crear escenario jurídico

Para ello recomiendan a las autoridades gubernamentales crear el escenario jurídico y administrativo que garantice el logro de estos propósitos, ya que algunas normas esenciales de los estatutos vigentes de la Sociedad Nacional no lo permiten.

En su comunicación, la Federación plantea también que han “visto en los medios de comunicación y en otros documentos, que se menciona reiteradamente el aval y la participación de la Federación Internacional en la Comisión Electoral”.

No obstante, aclaran que en un principio apoyaron técnica y financieramente, pero ante la falta de cumplimiento de los miembros de Consejo Nacional a los compromisos adquiridos y ante la falta de garantías, en mayo del año pasado “la Federación expresó formalmente a todas las partes confrontadas su desvinculación de esta Comisión y de toda forma de cooperación en el proceso”.

Igualmente, el procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas, demandó ayer al Ministerio de Gobernación (Migob) que actúe de inmediato y ponga fin a la pugna interna de la Cruz Roja de Nicaragua, que por su situación está poniendo en peligro su funcionamiento a las puertas de la temporada del Plan Playa.

Según Cabezas, miembros de Cruz Roja Internacional lo abordaron desde el año pasado en Perú, y este año ha recibido varias llamadas telefónicas de esta misma organización que con preocupación ve su desprestigio, por lo cual están restringiendo su apoyo.