•  |
  •  |

Mientras el corrido ex director de Ingresos, Walter Porras, peregrinaba por los canales de televisión el pasado 12 de abril, jurando por Dios y la Virgen que no sabía nada de su despido, ya tenía pleno conocimiento de que la Policía andaba tras él. Así lo demuestra un segundo recurso de amparo por detención ilegal, interpuesto por su hijo, Allan Porras Chávez.

Según los registros del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, Allan Porras presentó el primer escrito de amparo por amenaza de detención ilegal el jueves 14 de abril, donde relata que el martes 12 llegaron policías de la Dirección de Investigaciones Económicas y de la Dirección de Auxilio Judicial a la casa de su papá a buscarlo, sin dar más explicaciones.

El vástago de Porras argumentó que esas acciones eran una amenaza real, porque la orden “provenía de altos jefes de la Policía Nacional”, que pretendían detenerlo, por lo que interponía el recurso a favor de su padre.

Porras amplía Amparo
El doctor Gerardo Rodríguez, encargado de la implementación del nuevo sistema de despacho judicial en el TAM, explicó que ese mismo día los magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones dictaron el auto a las 11 de la mañana, solicitando informe sobre el caso a la DIE y a la DAJ.

Al no surtir efecto este primer recurso introducido por Allan Porras, el odontólogo que atendía en su clínica a los trabajadores de la DGI por un contrato que le concedió su papá, Walter Porras mandó un segundo recurso presentado por el abogado Marvin Rafael Cuadra, el Lunes Santo, 18 de abril, donde amplían el recurso, amparándose también contra la Fiscalía.

En este recurso es donde el ex director narra la persecución que le dio la Policía Nacional desde el lunes 11 de abril, al llegar a investigar a la DGI y al citarlo vía telefónica a la DAJ, ubicada en El Chipote.

Según Rodríguez, este recurso fue presentado cuando la sala que estaba de turno era la Penal Uno, por tanto, no podía conocerlo, pues el caso ya estaba radicado en Sala Dos desde el 14 de abril.

El Miércoles Santo, 20 de abril, la Sala Dos asume su turno y le da trámite al recurso, pero es hasta el regreso de vacaciones, el 26 de abril, que mandan a notificar a las partes.
“El Sistema de despacho funciona perfectamente. Aquí vamos al día con los casos. Lo que pasó aquí es que cayó encajonado en la Semana Santa”, dijo Rodríguez, ex presidente del TAM.

Policía sigue mintiendo
Según el expediente electrónico del caso en el TAM, el único que ha rendido el informe solicitado es el Ministerio Público, quien aseguró desconocer las actuaciones contra el señor Walter Porras y solicitó que declaren improcedente tal recurso.

La Policía Nacional aseguró ayer por la mañana, a través de Relaciones Públicas, que ya había informado al Tribunal de Apelaciones que la Policía Nacional no ha girado ni ha recibido de autoridad judicial alguna, orden de detención en contra del ciudadano Walter José Porras Amador, pero ayer mismo a las 2 de la tarde, en los registros del TAM, no rolaba ningún informe de esta institución.

Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de esta institución, una vez más no quiso confirmar si habían interrogado y retenido a Porras, como el ex funcionario lo detalla en el recurso de amparo. Además, no quiso responder si la Policía tiene un expediente por las investigaciones en el caso de la DGI.