•  |
  •  |

Las dudas sobre el porqué solo se auditaron 32 de los 157 cheques de la Alcaldía de Managua, a través de los cuales se extrajo dinero de la institución de forma fraudulenta, persistirá en la ciudadanía, ya que la fiscal Georgina Murillo, encargada del caso, fue categórica en decir que al Ministerio Público sólo llegaron 32 cheques y no dio la cifra del universo revisado.

“Existían otros cheques emitidos para pagos, para compra de materiales, pero estaban correctos. El Ministerio Público desde el inicio trabajó con 32 cheques y jamás ordenó detener investigación”, expresó Murillo, jefa de la Unidad especial anticorrupción de Managua.

La interrogante se le planteó a Murillo porque el testigo, perito contable Armando Chávez, aseguró durante el juicio que sólo auditó 32 cheques porque le ordenaron que detuviera la investigación, pero no dijo quién había dado la orden.

La fiscal Murillo aseguró no saber el porqué el perito había dicho eso en el juicio, y reiteró que quien dirige la investigación es la Fiscalía y que nunca dieron esa orden. Que son 32 cheques, porque solo en esos encontró anomalías.

Sobre la supuesta falsificación de firmas de Fidel Moreno, como se manejó en un inicio, la fiscal dijo que nunca hubo falsificación de la firmas del secretario general de la Alcaldía de Managua y firma libradora, sino de la firma de Loyda García, exdirectora del área de Relaciones Públicas e Internacionales de la Alcaldía y de sus sellos, para solicitar la emisión de cheques.