•  |
  •  |

Llorar con su madre y pedir clemencia fue la reacción de Alexander Castillo Tinoco, luego de que el juez Tomás Eduardo Cortés lo declaró culpable de robo con violencia y lesiones leves en perjuicio del estudiante de medicina Eder Omar Ruiz Pavón.


“Eder,  hagamos un arreglo, te doy lo que digás, hacelo por mi mamá”, suplicó Castillo entre sollozos a su compañero universitario.


Por los mismos hechos acontecidos el 11 de mayo de 2010 en  la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN, fue declarado no culpable Erwin Alvarado López.


Durante el juicio fue presentado un video donde Castillo aparece golpeando con un tubo de lanzamortero a Ruiz, cuando estaba en el suelo y otros encapuchados lo golpeaban.

Piden 7 años de prisión
Tras conocerse el fallo de culpabilidad contra Alexander Castillo, el fiscal Leónidas Baltasar Arévalo pidió que el inculpado sea castigado con siete años de prisión.
El representante del Ministerio Público  solicitó que Castillo sea castigado con seis años por  el robo con violencia y uno más por las lesiones leves.


El abogado defensor de Alexander Castillo solicitó tres años y medio de prisión para su representado y el beneficio de la suspensión de la pena.

A la DAJ
El  juez Tomás Eduardo Cortés  expresó que su fallo es apelable, y, por tanto, no es definitivo, pero le cambió las medidas alternas de las que gozaba Castillo por la prisión preventiva.


Al tomar la decisión de mandar a la cárcel a Castillo, el judicial dijo que durante los sucesos violentos en que salió lesionado Ruiz, el declarado culpable  “sobrepasó los márgenes de la tolerancia y el respeto al derecho ajeno”.


El judicial señaló que Castillo, por ser un estudiante universitario con un alto nivel académico superior al común de la población, debió haber tenido autocontrol de sus emociones.


Mientras llega la fecha de la lectura de la sentencia condenatoria, prevista para el próximo 5 de mayo, Alexander Castillo Tinoco deberá permanecer en prisión en la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ, dispuso el judicial